Laura restrepo, una contemporánea brillante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1216 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Laura Restrepo González (Bogotá, 1950) es una escritora y periodista colombiana, especialmente conocida por su novela Delirio, ganadora del Premio Alfaguara 20041 y del Grinzane Cavour 2006.
En sus obras se manifiesta una mezcla de investigación periodística y de experiencias propias, con relatos de alta intensidad que normalmente se desarrollan en su Colombia natal. Además de novelas, haescrito ensayos y un libro infantil. Sus obras han sido traducidas a diversos idiomas.
Paralelamente a su trabajo de escritora, ha ejercido como periodista y ha participado en politica activamente.
Restrepo desempeñó un importante papel en los procesos de negociación con la guerrilla durante los años 1980, lo cual, de paso, le supuso un exilio forzoso, del pudo regresar solo después de que elMovimiento 19 de Abril (M-19) fuera legalizado.
Intelectual de izquierda, defiende las posibilidades de la revolución bolivariana de Hugo Chávez, condena los odios nacionalistas orquestados muchas veces en Bogotá y otras en Caracas y cree en el proyecto de socialismo del siglo XXI. Critica el gobierno de Álvaro Uribe.
Vive habitualmente en México con su pareja, que es de ese país,2 pero también tienecasa en Bogotá.

Biografia

Sobre su niñez, Restrepo recuerda: «Tuve una infancia muy feliz, en un núcleo familiar: mi padre, mi madre y mi hermana. Llena de viajes, muy nómada, siempre estábamos viajando por todas partes. Mi padre no creía en la educación convencional, entonces mi madre nos metía en colegios y mi padre nos sacaba. Él estaba siempre preocupado por que leyéramos, por queconociéramos los museos, los conciertos... fue una infancia muy libre y muy feliz».4
Escritora precoz, a los nueve años de edad compuso su primer cuento.5
Diplomada en Filosofía y Letras por la Universidad de los Andes, posteriormente hizo un posgrado en Ciencias Políticas. Fue maestra de escuela y, más tarde, profesora de Literatura en la Universidad Nacional y del Rosario.
[editar]Restrepo política yperiodista
Su activismo político ha tenido como escenario Colombia, España, Argentina.
Comenzó a militar en el trotskismo cuando estaba en la Universidad Nacional, «un sitio muy politizado, era la época de la revolución cubana, Mayo del 68, el movimiento campesino en Colombia, era casi ineludible entrar en esa euforia... el boom latinoamericano, muy ligado a todos estos procesos de renovaciónsocial. Ahí entré al trotskysmo. Al principio no tenía mucha idea, me metí porque uno de los dirigentes estaba leyendo En busca del tiempo perdido y me pareció que ese era mi sitio. No fue un mal criterio para elegir....», recordará más tarde, con humor, aquella época.4
Dispuestos a hacer la revolución mundial, sus correligionarios trotskistas la enviaron, recién caído Franco, a España y allí llegóa ser secretaria general de una de las Casas del Pueblo en el barrio obrero Ciudad Lineal.4
Estuvo a punto de irse a combatir a Nicaragua, pero finalmente partió a la Argentina a «reclutar médicos y enfermeras» para ese país.
Allí militó varios años en el Partido Socialista de los Trabajadores,3 apoyó la lucha por los derechos humanos y colaboró con las Madres de Plaza de Mayo y los familiaresde los desaparecidos por la dictadura. Tres años los pasó en Buenos Aires y uno en Córdoba, donde nació Pedro, su hijo de padre argentino.
Dos años y medio más tarde, regresó a su patria, donde comenzó a trabajar en periodismo, en la revista Semana.
En 1983, durante el gobierno de Belisario Betancur, formó parte de la Comisión de Paz, Diálogo y Verificación que debía negociar con el movimientorebelde M-19. En el curso de este proceso, se ve en situaciones muy delicadas que finalmente, a instancias del M-19, la obligaron a emigrar.4 Esta experiencia quedó reflejada tres años después en su primer libro, Historia de un entusiasmo.
Vivió en el exilio cinco años en México —donde colaboró como columnista en el diario La Jornada y en la revista Proceso—, «siempre trabajando para el M-19,...
tracking img