Lectura en la primera infancia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1664 palabras )
  • Descarga(s) : 31
  • Publicado : 29 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lectura en la primera infancia

Pero quién es ése que lee? ¿Y cómo lee?
Teniendo en cuenta esta concepción amplia de lectura, nuestro trabajo ha identificado tres grandes etapas en el proceso de formación de un lector: La primera es aquella en la que el niño no lee, sino que otros “lo leen” y se extiende desde el nacimiento hasta el inicio del proceso de alfabetización. La segunda es la etapaen la que el niño comienza a leer con otros y, por lo general, suele coincidir con el ingreso a la educación formal y con el proceso de alfabetización propiamente dicho. La tercera etapa concluye con el lector autónomo, aquel que es capaz de encontrar por sí mismo sus textos definitivos.
Vamos a detenernos en esa primera etapa, a la que hemos llamado “yo no leo; alguien me lee, me descifra yescribe en mí”, que se inicia desde el nacimiento.
Nacer es comenzar a ser “sujeto” –sujeto, en el sentido literal– de un universo de palabras, símbolos y de significados. Llegamos a un mundo que ha sido construido con los significados que otros, antes que nosotros, han ido construyendo. Para el recién nacido, ese mundo de significaciones es un parloteo indescifrable e ininteligible que empieza acobrar sentido sólo en la medida en que aparece alguien que lo lee, lo descifra y funda en él los primeros significados.
Es la madre, con su alternancia de presencias y ausencias, la que le imprime significado al llanto de su bebé, tan parecido, al comienzo, al de cualquier animal. Cuando oye el alarido de su hijo, ella, que es un ser de palabra, ubica ese llanto en el registro del lenguaje humano,atribuyéndole un significado. Seguramente dice “Lloras porque tienes hambre, te voy a dar de comer”. Y más tarde, a otro alarido igual, esa madre, que es un ser de palabras, atribuye otro significado. Tal vez diga: “Ahora no debe ser hambre, te voy a cambiar el pañal”. Y más tarde, a otro alarido igual a los dos anteriores, ella otorgará otro significado. Le dirá al bebé que va a arrullarlo porquetiene sueño y quizás le cante cualquier cosa. Lo importante es que ella ha “leído” ese llanto, que le ha dado distintas significaciones y matices y que, con este acto intuitivo de comunicación, ha abierto la puerta a la experiencia del lenguaje y de la lectura, que, en su acepción más amplia, tiene que ver con fundar sentidos.
Nos hacemos partícipes de la comunicación humana y entramos al mundode lo simbólico porque hay alguien que nos lee y que escribe en nosotros los primeros textos, las primeras claves de significación. En esa primera etapa, tenemos contacto con muchos textos y muchas lecturas, y es importante aclarar el sentido amplio de estos dos vocablos, pues muchos de los “textos de lectura” de la primera infancia trascienden lo alfabético; es decir, están “escritos” más allá delos libros. De ahí que los materiales de lectura no sean solamente los “libros”, sino también la música, la tradición oral, el arte, el juego y la expresión corporal, entre otros.
De hecho, al comienzo, un bebé lee “libros sin páginas”, en el torrente de la tradición oral que los padres recuerdan. (Tradición viene del latín trado, que significa entregar. Y recordar, que también viene del latín,en su sentido etimológico significa “pasar por el corazón”). Es decir que los padres pasan por el corazón aquello que una vez alguien les cantó o les contó y dejó escrito en el fondo de su memoria y entregan a sus hijos ese legado del corazón, lo reescriben en lo profundo de otra memoria. Quizás por ese origen, la poesía de la primera infancia recuerda los ritmos del corazón y casi podríamos decirque los imita. Por eso es rimada, aliterada, rítmica, repetitiva y prosódica. (Piénsese en el “aserrín, aserrán”, en las nanas, en los juegos del “tope tope tun”, en los cuentos corporales, etcétera).
Es así como antes del primer año de vida, y con un sencillo repertorio, podríamos decir que el niño es un lector poético o, más exactamente, un oidor poético. Su experiencia de lectura ha estado...
tracking img