Lecturas de reflexion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3572 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“REFLEXIONES DE VIDA”

CACHORRITOS EN VENTA
(REFLEXION 1)
El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que decía:
“CACHORRITOS EN VENTA”
Esa clase de anuncios siempre atraen a los niños, y pronto un niñito apareció en la tienda preguntando:
“¿Cuál es el precio de los perritos?”El dueño contestó: “entre $300.00 y $500.00″.
El niñito metió la mano en su bolsillo y sacó unas monedas:
“Sólo tengo $20.37…, ¿puedo verlos?”.
El hombre sonrió y silbó.
De la trastienda salió su perra corriendo seguida por cinco perritos.
Uno de los perritos estaba quedándose considerablemente atrás.
El niñito inmediatamente señaló al perrito rezagado que cojeaba.
“¿Qué le pasa a eseperrito?”, preguntó.
El hombre le explicó que cuando el perrito nació, el veterinario le dijo que tenía una cadera defectuosa y que cojearía por el resto de su vida.
El niñito se emocionó mucho y exclamó: “¡Ese es el perrito que yo quiero comprar!”
Y el hombre replicó: “No, tú no vas a comprar ese cachorro, si tú realmente lo quieres, yo te lo regalo”.
Y el niñito se disgustó, y mirando directo alos ojos del hombre le dijo: “Yo no quiero que usted me lo regale. El vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo. De hecho, le voy a dar mis $20.37 ahora y $5.00 cada mes hasta que lo haya pagado por completo”.
El hombre contestó: “Tú en verdad no querrás comprar ese perrito, hijo. El nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos”.
El niñito seagachó y se levantó la pierna de su pantalón para mostrar su pierna izquierda, cruelmente retorcida e inutilizada, soportada por un gran aparato de metal. Miró de nuevo al hombre y le dijo:
“Bueno, yo no puedo correr muy bien tampoco y el perrito necesitará a alguien que lo entienda”.
El hombre estaba ahora mordiéndose el labio y sus ojos se llenaron de lágrimas.
OPINION: es una muy buena lecturaporque el niño quería comprar el perrito y el señor pensó que por tener una discapacidad no valía nada hasta que el niño le enseño que el era igual que el perrito

EL TAZON DE MADERA
(REFLEXION 2)
Un viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años. Él vivía solo y deseaba compartir con su familia sus últimos días. Los años no habían pasadoen balde: ya le temblaban las manos, su vista era torpe y sus pasos no eran tan ligeros como antaño.
Toda la familia comía reunida en la mesa del comedor, pero las manos temblorosas y la vista enferma del abuelito hacían que alimentarse fuera un asunto difícil. Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso sucedía con frecuencia que se le derramaba la leche sobre elmantel.
El hijo y su esposa se fastidiaron con la situación. —Tenemos que hacer algo con mi padre —dijo el hijo—. Ya he tenido suficiente y estoy harto de esta situación; derrama la leche, hace ruido al comer y tira la comida al suelo.
Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor para servirle al viejo.
Así pasaron los días y el abuelo comía solitariomientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como ya había roto varios platos, decidieron servir su comida en un tazón de madera. De vez en cuando miraban hacia el sitio del abuelo y podían verle una lágrima furtiva mientras estaba allí sentado y solo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía eran reproches cada vez que dejaba caer algún cubierto o la comida. El nietode cinco años observaba todo en silencio.
Una tarde, antes de la cena, observaron que su hijo estaba jugando con unos trozos de madera en el suelo, y el papá le preguntó suavemente: —¿Qué estás haciendo, hijo? Con la misma dulzura el niño contestó: —Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que, cuando yo crezca, ustedes coman en ellos.
Sonrió y siguió con su tarea. Las...
tracking img