Ley de ingresos y egresos 2001

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
REFLEXION
VIVIR CON SENTIDO
José Pedro Manglano

Se rumora que este testamento, escrito con esmerada caligrafía y encerrado en sobre blanco, se encontró junto al cadáver de un buen hombre que acababa de suicidarse:

“Señor Juez:

Tuve la desgracia de casarme con una viuda, que tenía una hija; de saberlo, nunca me habría casado.
Mi padre, para mayor desgracia, era viudo; se enamoró y secasó con la hija de mi mujer, de manera que mi esposa era suegra de mi padre; mi hijastra se convirtió en mi madre… y mi padre al mismo tiempo era mi yerno.
Al poco tiempo, mi madrastra trajo al mundo un varón, que era mi hermano, pero era nieto de mi mujer de manera que yo era abuelo de mi hermano.
Con el correr del tiempo mi mujer trajo al mundo un varón, que como hermano de mi madre, eracuñado de mi padre, y tío de su hijo.
Mi mujer era suegra de su propia hija; yo, en cambio, padre de mi madre; y mi padre y su mujer son mis hijos, mis padres y mis hermanos; mi mujer es mi abuela ya que es madre de mi padre, y además yo soy mi propio abuelo.

Ya ve, señor Juez. Me despido de este mundo porque no sé ni quién soy.”

Esta tragicomedia, es muy probable que se trate más de unapesadilla que de una realidad, sin embargo, no deja de evidenciar lo necesario que le resulta a todo hombre vivir conociendo su identidad y el sentido de su vida, esto es: ¿Quién soy? ¿De dónde provengo? ¿Hacia dónde voy? ¿Para qué vivo? ¿Qué se espera de mí? No son preguntas irrelevantes. La cuestión del sentido inquieta a toda persona por inteligente o ignorante que sea, con independencia de susituación económica, credo o raza. Llega un momento en la vida de todo hombre al que no le bastan las respuestas superficiales y es cuando se plantea los grandes interrogantes existenciales.

Son preguntas que en ocasiones descargan con violencia sobre cualquiera de nosotros, con su sabor amargo y su efecto inquietante, especialmente en momentos de esfuerzo, cansancio, dificultad, aburrimiento o rutina.Estas preguntas son inevitables en la vida del hombre. Se dan en todos nosotros, en todos los tiempos y en todos los lugares. Corresponden al mismo hombre por el hecho de ser hombre. No son generadas voluntariamente. No son iniciativa suya preguntárselas. Estas preguntas responden, por tanto, a la misma estructura del ser. A una disposición del ser, a una fuerza nacida en su interior, a unaenergía o movimiento que lleva al hombre a orientar sus acciones y su vida en una dirección. Por eso le acompañan siempre. Esta fuerza es, por así decirlo, innata, natural. De ahí el empeño en la búsqueda de una respuesta a los enigmas de la existencia y la insatisfacción cuando no la encuentra. De ahí la necesidad de una respuesta para actuar. La apatía y la acedía que despierta el hecho de no tener unpor qué vivir, hacen la vida insoportable, invivible. A esta fuerza o energía se le llama en antropología sentido religioso…Ser perro es muy fácil, tanto como ser vaca, golondrina o avestruz… El caso del hombre es distinto… El hombre es problemático, sí; y lo es porque es un ser con preguntas que necesitan respuestas. Tanto es así que, cuando la encuentra, todo lo demás pasa a ser secundario,hasta el punto que, como decía Nietzsche, quien tiene un por qué vivir, encontrará casi siempre el cómo. Y a la inversa: quien no tiene un por qué, no sabrá cómo vivir ya que ninguna forma de vida acabará de satisfacerle… La verdadera alternativa no es una aburrida prudencia adulta, sino sencillamente vivir sabiendo quién soy y qué es el mundo, quién quiero ser y que se espera de mi, cuál es elsentido de que yo esté aquí, qué me va a ser verdaderamente feliz. Quien vea en estas cuestiones algo agobiante, en lugar de ver en ellas lo que son, camino de libertad, es que no las ha entendido… Una característica de la decadencia cultural es la pérdida del sentido de la existencia, y hoy día ésta es una situación más frecuente de lo que sería deseable: son muchos los que nos saben para qué...
tracking img