Ley De Tierra 2001

La Ley de Tierras de 2001: El gran detonante del paro previo al golpe


Caracas, 11 Abr. AVN .- Los sucesos ocurridos en abril de 2002 tuvieron su antesala con el paro indefinido que convocó Fedecámaras en diciembre de 2001. Según las previsiones del poder económico constituido, la idea era impedir el acceso de todos los venezolanos a los bienes y servicios, colapsar al país y volcar la culpahacia Hugo Chávez Frías.


Así estaba planteado. Chávez era el culpable del caos y la gente pediría su renuncia. No funcionó, como es sabido, y fue necesario ir más allá.


En abril de 2002, cuatro meses después, vino lo demás… Los titulares “La batalla final será en Miraflores”, la marcha desde Chuao, los líderes que desaparecieron poco antes de que entraran en escena los francotiradores,los muertos, la supuesta renuncia, el golpe, más titulares… “Chao Hugo”, “¡Se acabó!”; el carmonazo, la cacería de brujas, la carta que desmentía aquella renuncia, el regreso, la amnistía.


Todo sucedió muy rápido. Aún a la fecha, hay quienes se preguntan al hablar del tema, en el Metro o en cualquier tertulia entre amigos, ¿qué fue primero, el paro o el golpe?, ¿o el sabotaje petrolero?Como se afirma en el primer párrafo, primero fue el paro indefinido convocado por Fedecámaras y la dirigencia de la Confederación de Trabajadores Venezolanos (CTV), secuestrada por partidos contrarios a Chávez. Pero, ¿y antes del paro? ¿Qué detonó y caldeó tanto los ánimos de los ricos del país?


La respuesta remite a la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, promulgada en noviembre de 2001, unmes antes del paro, por el presidente Chávez, en ejercicio de la habilitante que le había aprobado la Asamblea Nacional.


Las críticas, igual que ahora ante cualquier ley que nazca por iniciativa del gobierno, apuntaban hacia la supuesta inconstitucionalidad del texto jurídico, que declaraba el inicio de una cruzada sistemática contra el latifundio, y a favor de las reivindicaciones de loscampesinos.


Romper la ley


Tras la publicación de la Ley de Tierras en Gaceta Oficial, la cúpula de Federación Nacional de Ganaderos, presidida por José Luis Betancourt, convocó una rueda de prensa, el 21 de noviembre de 2001, para anunciar el desconocimiento de la ley. Rompieron la Gaceta y dejaron claro que estaban dispuestos a armarse para defender su posición de terratenientes.


Lasoberbia de este sector privilegiado durante los gobiernos de Acción Democrática y Copei (1958-1998) sufrió un golpe en lo más íntimo. El poder económico concentrado en Fedenaga se sumó entonces a los anhelos que abrigaba ya Fedecámaras: Salir de Chávez. Fuera como fuese.


Pese al fracaso del paro, del golpe y de otras estrategias talladas por estos grupos, al margen de los votos, la Ley deTierras y Desarrollo Agrario comenzó a aplicarse, no sólo para dinamitar la práctica del latifundio (tenencia de grandes extensiones de tierra en pocas manos), sino con el fin primordial de redistribuir la riqueza y garantizar la soberanía alimentaria.


¿Inconstitucional o inconveniente?


Nueve años después, todo parece indicar que la enérgica protesta de Fedenaga no obedecía a un tema deinconstitucionalidad, sino de inconveniencia.


La cosecha de la lucha en los campos, que ya le ha costado la vida a unos 280 campesinos se traduce en logros concretos.


A la fecha, la recuperación de tierras supera los 3 millones de hectáreas desde el 2001, parte de las cuales fueron adjudicadas a unas 200 mil familias que habitaban los predios y no poseían derechos sobre ellos.


Inclusoel gobierno fue más allá, porque pese al espíritu de la polémica Ley, la tercerización, que tiene lugar cuando el propietario de la tierra la alquila o negocia (sin venderla) a otra persona para que ésta la trabaje, continuó prevaleciendo en el campo venezolano como forma de explotación.


Así que el Parlamento aprobó una reforma, el 15 de junio de 2010, en la que se declaran el latifundio y...
tracking img