Lo fantastico en el romanticismo y el modernismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3321 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lo fantástico y el sueño en el Romanticismo y Modernismo.

En un esfuerzo por diferenciarse y apartarse del movimiento literario anterior, a veces el escritor modernista rechaza la noción de que el Romanticismo haya dejado huella alguna en el Modernismo. El modernista se esfuerza por describir el Modernismo como algo diferente y jamás antes visto, como obra de arte que tiene valor por sí misma,“independiente de la ideología que proclame o de las instituciones sociales a que sirva.” (Naciff ). De acuerdo a Octavio Paz en Los hijos del limo, el Modernismo fue el verdadero Romanticismo de Hispanoamérica; él niega hasta que el Romanticismo haya existido en el nuevo mundo (p. 126). Sin embargo el mismo Rubén Darío, padre del Modernismo, se pregunta en “La canción de los pinos” de El cantoerrante: “Románticos somos… ¿Quién que es, no es romántico? / Aquel que no sienta ni amor ni dolor, / aquel que no sepa de beso y de cántico, / que se ahorque de un pino: será lo mejor…” (p. 135). “El Romanticismo se caracteriza por una voluntad de explorar todas las posibilidades artísticas con un fin expresivo… una reacción de los sentimientos contra la razón…que busca un escape en el sueño, lafantasía, lo mórbido y lo exótico.”(wiki). El modernista igualmente utilizó libertad de expresión, la fantasía, el sueño y lo exótico tanto en cuentos como en poesía en prosa, mitigando entonces la creencia que el Modernismo es un movimiento totalmente diferente al Romanticismo. Si bien se puede apreciar la gran influencia de Bécquer, un romántico español, en Darío, un modernista hispanoamericano,sería casi imposible hablar del Modernismo sin pensar en el Romanticismo y viceversa puesto que las huellas de los románticos han quedado impresas en las obras modernistas que aquí se estudiarán. El propósito de este ensayo es entonces hacer un estudio de lo fantástico y lo exótico en las obras de Azul de Darío, y algunos poemas del Romanticismo.
Unos de los poemas más representativos deGabriel de la Concepción Valdés, poeta romántico conocido como Plácido, es “El eco de la gruta” escrito en 1834. En el mismo, Plácido utiliza métodos ilusorios e invoca la mitología griega cuando describe a Heredia aproximándose a la isla de Cuba y las cumbres y playas parecen cobrar vida y aclaman a este otro afamado poeta con un “¡Hijo de Hatuey, salud!”. En este poema también se menciona “el laurelde la Fama” que llevase Heredia como si fuese un dios griego. El laurel es muy usado en la literatura modernista como miembro de la botánica heráldica y mitológica. Otro detalle que Plácido usa para elevar a Heredia al puesto de dios mitológico es la mención de “sus ninfas”, refiriéndose a las ninfas de Heredia. En wikipedia una ninfa se describe como “un miembro de un gran grupo mitológico deespíritus femeninos de la naturaleza, a veces unidos a un lugar u orografía particular. Las ninfas solían acompañar a varios dioses y diosas…” Si cierra uno los ojos se podría pintar un retrato mental de Heredia aproximándose a la costa, con jazmines en las sienes y cubierto de laureles, rodeado de ninfas que cantan loores a su dios; mientras tanto las cumbres y playas debajo de donde se encuentra lagruta gritan ¡Hijo de Hatuey, salud!. La naturaleza le aclama entonces con el eco de la gruta diciendo lo mismo una y otra vez. Plácido, quien se describe en el poema como “el más humilde y débil de los hijos que del índico mar la reina halaga” también se refiere al regreso de Heredia como al regreso de Osián famoso por su voz y arpa, guerrero de la mitología celta, otra manera exótica para hacerreferencia al poeta y su llegada a Cuba. Sin duda un recibimiento triunfal y un tributo precioso a Heredia empleando la fantasía y el exotismo que usara Darío años después en el Modernismo.
Se ven descripciones muy similares cuando Darío describe al poeta Orfeo en “El sátiro sordo”. “Fue con su corona de laurel, su lira, su frente de poeta orgulloso…”. Se nota aquí el uso del laurel y también...
tracking img