Lo que no podrán responder ni la historia ni el poder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2496 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lo que no podrán responder ni la Historia ni el poder
Pero, también al decir de ella, aunque en esto más bien no yerra, se ha extraído de este territorio más riqueza que de ningún otro rincón del planeta de dimensiones equivalentes. Oro y plata; guano y caucho; cobre, hierro, zinc, petróleo, azúcar, algodón, harina de pescado, etc. Pero, además, droga. Y nos aprestamos a exportar grandescantidades de gas.
 
Mendoza, Montaner y Vargas Llosa, pero también de Rivero, muestran que Venezuela, por su petróleo, recibió en el período 1970–90 la asombrosa suma de 250 mil millones de dólares (de los que ciertamente no se beneficiaron las grandes mayorías de ese país, donde un 36 % subsiste hoy con apenas dos dólares diarios). Venezuela, sin embargo, no era productor monopólico de petróleo.
 El Perú, en cambio, fue virtualmente el único productor mundial de guano en la primera mitad del siglo XIX, desde que, súbitamente en 1840, se conoció el enorme valor agronómico y comercial del mismo. Sin duda, las ventas de nuestro abono deben haber representado una suma muchísimo mayor que ésa.
 
¿Por qué, entonces, el nuestro es un país tan desdichadamente pobre? ¿Cuándo y cómo empezó aredactarse nuestra larguísima lista de carencias? ¿Cuándo y cómo se acumuló ese déficit de inversión tan descomunal que exhibimos –y al que más específicamente nos referiremos más adelante–? ¿Cuándo se jodió el Perú? No, no esperemos que la Historia (oficial y oficiosa) nos responda, y menos aún que nos diga la verdad. Ni esperemos que nos responda y diga la verdad el poder real que, a fin de cuentas,es el que le dicta la pauta a aquélla.
Ninguna persona o grupo, como aquellos que forman parte del poder real, puede celebrar tanto la superficialidad como la .
Historia (oficial y oficiosa) presenta y enfoca la historia del Perú, llena de insignificancias, atosigante e irreflexiva. Ella es el resultado de que los generalmente abultados conocimientos de sus autores “son vaciedades, pequeñeces,distracciones o vulgaridades” –como bien apunta Macera –. Y de allí que, como sostiene el mismo autor, “la cultura andina donde es menos conocida es en el propio Perú y por aquellos que antes la hicieron”.
La Historia (oficial y oficiosa), no encarará nunca, por ejemplo, el cálculo de cuánto se le robó al pueblo del Perú, el único dueño, en los negociados con y a partir de los ingresos producidospor la explotación del guano. Y se cuida mucho de no repetir, y menos aún en poner énfasis, en las duras expresiones de Jorge Basadre respecto del uso que se dio a la más grande riqueza de que ha dispuesto el Perú en su historia.
 
Si en 1895 apenas dos mil familias constituían la “clase alta” en el Perú , cuán pocas debieron ser las que, medio siglo antes, manejaron la “orgía”, “el derroche másatolondrado” de la “explotación inmoderada y viciosa de la riqueza guanera” –en expresiones del ilustre historiador tacneño –.
 
La Historia (oficial y oficiosa), apenas ha dicho que uno de los destinos de los ingresos por la explotación del guano fue la Consolidación de la Deuda Interna. Mediante esta operación, el tesoro público pago a quienes con pruebas lícitas en unos casos, e ilícitas lasmás de las veces, declararon haber contribuido a la Guerra de Independencia. Mas la Historia (oficial y oficiosa) se cuida mucho de no ir al fondo del asunto.
 
Fue, en verdad, el desfalco más descomunal. Supuso –en palabras de Basadre –, “el rápido enriquecimiento ilícito de los favorecidos...”. Los grupos dominantes formaron verdaderas empresas para falsificar vales o células  quesupuestamente habían firmado San Martín y Bolívar al recibir ganado, alimentos, y ropa para las tropas.
O, tan o más groseramente, empresas que, como primer paso, rastrearon todo el territorio del país en busca de vales que estuvieran en manos de campesinos pobres y desinformados.
 
Para, en segundo lugar, pagar precios viles, aun cuando el documento acreditara la entrega al ejército libertador de un...
tracking img