Lolita aniyar - barata y la criminología crítica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4630 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Baratta y la Criminología Crítica

Un filósofo que revolucionó la Criminología y
la encaminó a ser Teoría Crítica del Control Social.

De él hemos dicho que Baratta fue un hombre del Renacimiento: el antropocentrismo, el humanismo, el enciclopedismo, y la elegancia de su estilo literario y de su estética moral, su capacidad de envolver diferentes saberes en una sola, contundente, sólida masateórica sobre el sometimiento y la liberación, lo hacen el más completo pensador de la época en nuestra área. Pocos filósofos se habían adentrado con tanta agudeza totalizadora en lo que hasta entonces fuera el submundo relegado del control penal institucional.

Y hemos dicho “estética moral”, pues el llevó a cabo la reunificación de saberes y valores dispersos, y lo hizo con la armoníarestauradora que esa tarea solicitaba. Y porque ética y estética, vistas especialmente, aunque no exclusivamente, en el ámbito sociopolítico, son la misma cosa.

Aunque Pavarini, a quien hemos denominado compañero de ruta del Maestro, haya dicho que Baratta nació y murió como un filósofo del Derecho Penal, tenemos que decir que él fue un criminólogo de nuevo cuño, el criminólogo de la totalidad.[1]Sucede que a la criminología se insiste en enraizarla para siempre en la vertiente etiológica de sus orígenes. No se acepta que, con ese nombre tome la jerarquía de una nueva amplitud integradora de conocimientos y de perspectiva política. [2]

Es cierto que Barata dijo: “Inclusive mi participación actual en el movimiento de la Criminología Crítica representa sólo una lógica continuación de mispasados estudios de filosofía jurídico penal”.

En la obra juvenil de Baratta, efectivamente, la suya es una crítica del Derecho desde un punto de vista liberal y garantista, partiendo de la Filosofía del Derecho, tanto desde el interior de la dogmática, como desde su exterior. Y, según cita Pavarini, es así como encuentra la Criminología Crítica en esos primeros años 70; y es así tambiéncomo ese encuentro se produce “porque necesitaba un punto de apoyo para mover el mundo”: la Criminología Crítica vendría a ser, entonces, un punto de vista exterior que le permitiría hacer la crítica del Derecho Penal. Insiste en que Baratta nunca hizo criminología: no fue “criminólogo”, dice, pues, según él, nunca hizo investigación empírica sobre ese material. Como tampoco hizo Dogmática Penal(dice que “para ser panadero hay que amasar la masa, y no solamente revisar los hornos”)[3].

Habría que aceptar, -si nuestro amigo Massimo tiene razón-, que sólo la investigación empírica hace un criminólogo, lo que no nos resulta fácil, en una época en la cual la necesaria interdisciplina, o, digamos mejor, transdisciplina, absuelve de la falta individual de la actividad empírica.

Y aunque elmismo Baratta advierte que su trabajo como criminólogo es “una continuación” de sus primeras inquietudes y trabajos, hay que decir que se trata más bien de “una verdadera evolución” que tiene acentos muy marcados, y los cuales van a desarrollarse intensamente en el tiempo.

Pues, más que como Filósofo del Derecho, Baratta siendo, por sus lecturas, también un sociólogo, un politólogo, y unjurista, se hundió en las mazmorras teóricas de la cárcel, desmitificó las doctrinas penales referidas a la Escuela de la Defensa Social, y puso sobre el tapete de investigación académica nuevas formas de conducta antisocial, muchas de ellas más terribles y dañinas que las previstas en los código penales, como fuera el caso de los desaparecidos en el período de sombra autoritaria del Cono Sur. Fue élquien intentó, precisamente, descubrir la fórmula de las incriminaciones humanistas, al escudriñar los posibles parámetros de “lo criminalizable” o “referente material del delito”. Eso que los penalistas llamarían el “bien jurídicamente tutelado”. Redefinió conceptos criminológicos añejos, como el de “Seguridad”, al que consideró básicamente como la seguridad del acceso a los Derechos; e insistió...
tracking img