Los adjetivos numerales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (537 palabras )
  • Descarga(s) : 35
  • Publicado : 14 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los adjetivos numerales
Los adjetivos numerales se han dividido tradicionalmente en dos grandes grupos: los numerales cardinales (uno, dos, tres…) para designar cantidades exactas, y los numeralesordinales (primero, segundo, tercero), para expresar ordenación numeral. También existen sin embargo los numerales múltiplos (doble, triple, cuádruple), para expresar multiplicidad, y los numeralespartitivos (medio, tercio, cuarto), para expresar particiones. Vamos a ver sus principales particularidades.
Desde un punto de vista sintáctico, sin embargo, su función es bastante diferente. Losadjetivos numerales cardinales actúan casi como determinativos con función actualizadora, pues son los que permiten al sustantivo actuar como sujeto dentro de la oración. Por ejemplo:
Tres coches pasaron pordelante de nosotros
Me gustan dos rasgos de tu personalidad
La función de los ordinales es sin embargo más claramente adjetival: son auténticos modificadores del sustantivo, como podemos ver en estosejemplos:
Lo más difícil del libro es sin duda el capítulo primero
El cuarto coche de la segunda fila es el que más me gusta
Los numerales cardinales tienen otra característica bastante poco recordadaen los libros de texto: resulta que son enormemente fáciles de combinar con otros elementos sintácticos. Se combinan realmente bien con demostrativos, con artículos, con el interrogativo qué, con losposesivos apocopados y con cuyo y el indefinido otro, determinativos estos que siempre han de preceder a los cardinales. Por ejemplo:
Los otros tres capítulos me resultaron más fáciles
Te presento amis dos hijos
Dijeron que debemos esperar otros tres días
Esos dos gatitos son una preciosidad
Mario, cuyos tres compañeros le dejaron sólo, al final lo hizo bien
¡Menudos tres personajes estáishechos!
Pero es importante recordar que ningún determinativo puede colocarse en situación posterior al adjetivo cardinal. No sería correcto, pues, decir “dos mis hijos”, sino “mis dos hijos”.
Sí son...
tracking img