Los derechos politicos de la mujer.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3003 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS DERECHOS POLÍTICOS DE LA MUJERMargarita Beatriz Luna RamosEl tema de la igualdad y equidad de género ha sido una constante en el debate nacional, en las épocas recientes ha cobrado singular relevancia en forma paralela a la importancia que día a día han adquirido las cuestiones relativas a los derechos político-electorales en nuestro país.No es posible concebir al mundo actual, sin laparticipación activa de la mujer, sobre todo considerando que la población mundial se integra en más de la mitad por mujeres, por lo que es insoslayable considerar la influencia femenina que cada día se manifiesta con mayor énfasis, y por supuesto, a la par se ha incrementado la responsabilidad para este sector de la población.Las mujeres poseen un carácter multifacético, tienen una participaciónprivilegiada en el proceso divino de la creación. Son al mismo tiempo complemento vital e insustituible del hombre: alegría en el hogar como esposa y madre; regazo que reconforta siempre con trato cariñoso y palabras de apoyo a todo aquél que acude en pos de ayuda, empujado por su propia soledad o desaliento.Las épocas cambiantes y el natural deseo de las mujeres por ser protagonistas, posibilitó que atal carácter multifacético se adicionara el de la mujer trabajadora; en las labores del hogar, en la fábrica, el comercio, la docencia, el servicio público y cualquiera otra que requiriera la suma de las capacidades femeninas, incluyendo, por supuesto, la actividad política.Largo ha sido el proceso para que la sociedad haya aceptado, en ocasiones de manera más lenta y con más resistencias que enotras, los nuevos roles que la mujer ha asumido. A fin de ilustrar esto, me permito referirme de manera especial, al caso de los derechos políticos, cuyo reconocimiento en favor de las mujeres, se otorgó en nuestro país, muy a destiempo en relación con el reloj de la historia, que en otros países con gran anticipación había marcado la hora para ello.Por principio de cuentas haré una somerareferencia a algunos antecedentes:Aun con la incorporación a la vida independiente, no fue posible consolidar la vida democrática nacional de manera inmediata, pues el paso trascendental de otorgar el reconocimiento de los elementales derechos políticos a la población en general, todavía habría de esperar algunas centurias, pues antes habrían de sucederse una serie de episodios que en forma paulatinafueron delineando los rasgos que tendría el rostro de la nación mexicana.Se puede afirmar que en nuestro país, transcurrieron diecinueve siglos para la mujer, sin que tuviera prácticamente derechos, pues estos permanecieron ausentes del estatuto jurídico nacional, y ni qué decir de los patrones sociales que proscribían todo viso de igualdad de género, es decir, se adolecía en este sentido, deprotección de hecho y de derecho.Esto es así, pues el estatuto jurídico de la mujer se asemejaba al de un menor de edad o un incapaz legal, pues su proceder dependía en gran medida de la voluntad de los varones cercanos, llámense padre, esposo o hermanos; de suerte tal, que en algunas épocas, no sólo no podía disponer de sus bienes, sino incluso de su propia persona, menos aún si de ejercicio de derechos setrataba.Como contrapartida de lo anterior, debe decirse que la historia nacional registra una pléyade de heroínas mexicanas, pues son notables los casos de mujeres que han aportado su lucha en la defensa de sus pueblos, llegando incluso al grado de sacrificar su propia vida; y por el contrario, encontrar el caso de mujeres agresoras en la historia patria es una tarea que se torna ardua y quizáestéril.En este contexto, podemos inscribir los casos de Juana de Asbaje y Ramírez de Baquedano, Leona Vicario, Josefa Ortiz, Margarita Maza, por mencionar algunas, cuya actividad vital trascendió justamente por ser excepcional, y no la práctica constante.La incorporación de la mujer a la vida jurídica en condiciones de igualdad a lo preceptuado en pro de los varones, ha sido, por decir lo menos,...
tracking img