Los desafíos de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (835 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mi Justicia o la Justicia de mi Padre
Pastor Elí Hernández

El 2012, es un año bendecido, donde los Justos florecerán como la palmera, la justicia del padre vendrá sobre sus hijos... y veremos sugloria, disfrutaremos, de los beneficios de su amor y de las bendiciones de su casa.
A continuación le invito a leer lo que DIOS puede hacer nuestras vidas cunado solamente le creemos y conocemos suamor de padre sobre nuestras vidas.
Vea la parábola del hijo prodigo y solo ayúdeme a descubrir la justicia del hijo arrepentido y la justicia del padre amoroso.
1. Mi justicia o la justicia de mipadre:
Muchas veces creemos ser justos, creemos poder justificar nuestras acciones, nuestros errores o nuestros pecados, tratamos de imponernos nuestra propia Justicia para ser aprobados, declaramossentencia, condenándonos así mismos, el hijo volvió en sí se arrepintió y quiso hacerse justicia así mismo diciendo:
Luc 15:18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra elcielo y contra ti; ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.
Note bien, su justicia....
No soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como uno de tus jornaleros,que justicia!!! Muchas veces nos arrepentimos, pero también nos sentenciamos buscando nuestra justicia para ser aprobados, para ser recibidos, y nos excluimos de nuestra verdadera posición de hijos,renunciando a todos nuestros derechos como hijos y perdemos la oportunidad de ser amados y perdonados.
La justicia del hijo arrepentido fue verse como un jornalero, Como trabajadores, vemos alpadre como jefe, solo recibimos si hacemos alguna obra, y si nos equivocamos; somos despedidos para que otro nos sustituya; perdiendo el poder de su gracia, Nos equivocamos cuando buscamos nuestrajusticia, sabiendo que es nuestro padre que debe de darnos conforme su corazón.
Rom 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien...
tracking img