Los electrolitos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2278 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS VENAS ABIERTAS

Las noticias no eran muy alentadoras. Los medios de comunicación que pudieron llegar al lugar reportaban innumerables bajas en las filas tanto de la guerrilla como del ejército. Algunos medios también especulaban que en los combates que se habían prolongada por mas de quince días, estaban participando las autodefensas del Magdalena Medio. Los muertos eran muchos, no habíaforma de enterrarlos por el fragor de los combates. Los heridos eran sacados en condiciones bastantes precarias y trasportado a los centros de atención eventualmente adaptados para de urgencia. Los helicópteros iban y venían sin parar, bajaban los heridos y en algunos, por no decir que en muchos casos, en bolsas negras a los que no resistían y morían siendo sacados de la selva. En ese instante noimportaba si era guerrillero, soldado o para-militar. Oscar ese día corría de un lado para otro. Estaba empapado en sangre. Había amputado, había suturado, extraído balas, cortado intestinos, cercenado miembros completamente destrozados, había cerrado los ojos a más de un soldado o guerrillero que en la mesa de operaciones habían dejado su último aliento de vida. Cansado, exhausto, corporalmente yabatido espiritualmente por tantos muertos, por tanto horror, por tanta bestialidad, se preguntaba que sentido tenia la guerra, si de por medio se anteponían los intereses mezquinos de una clase política, de unos intereses particulares que nunca le eran inherentes a quienes en verdad entregaban su vida por esas "causas", causas siempre ajenas, lejanas, distantes de las cuales ellos no seusufructuaban nunca. Una guerra donde los muertos no tenían nada que ver en el conflicto, si el conflicto nada les aportaba, en nada les convenía y siempre les arrebataba lo mas preciado: La vida. Cuantas madres no lloraban a sus hijos, lo único propio, el único tesoro que Dios les había dado al sembrar una semilla de amor en sus vientres, y como recompensa recibían una medalla, una insignia con la cual nopodían, ni les servia para reemplazar al ser que perdieron o para comprar alimentos y vivir. Cuantas madres no se la pasaban deambulando de un lado para otro, recibiendo desprecios, humillaciones, desplantes, burlas tratando de conseguir una ayuda, una contraprestación, un auxilio. Oscar sintió deseos de vomitar, no por la sangre, no por las piernas que había amputado, por las heridas suturadas,por la tragedia, no, el sintió deseos de vomitar de ver tanta crueldad y sevicia en el hombre, tanto deseo de exterminio de la misma raza bajo pretextos que el no compartía ni justificaba.

Estaba por terminar el turno cuando descendió de entre los cielos, bajo el amparo de una tarde cobriza, uno de los últimos helicópteros. Con las manos en la cintura dejo escapar un suspiro de dolor y en vozalta exclamo: "Los últimos guerreros de las sombras, que no verán la luz de un nuevo día..." Los camilleros bajaron dos cuerpos, eran dos jóvenes: Una bella niña de escasos doce años y un niño de trece años. Oscar se sorprendió al ver dos niños, que con sus ojos mustios miraban angustiados a todos los lados. También lo sorprendió que vinieran tomados de las manos y por mucho que trato de separarlosno fue posible hacerlo. Oscar se acerco a la niña y le dijo con ternura: "Necesito revisarlos, ver las heridas, hacer un diagnostico y proceder, pero en estas condiciones no lo podría realizar". La niña con los ojos anegados en lagrimas le respondió en un leve susurro: "Es mi hermano y si vamos a morir, moriremos juntos..." Oscar no dijo nada, hizo trasladar a los jóvenes a la camilla. Los revisoy encontró de manera particular que ambos tenían cada uno un tiro de pistola en el vientre. Intrigado le pregunto a la niña que había pasado y como si un lirio que sangra, que expele sus tragedias exclamo: "Habíamos sido forzados a engrosar las filas de la guerrilla o sino mataban a nuestros padres. No llevábamos más de un mes en la guerrilla y apenas nos estaban entrenando, cuando empezaron los...
tracking img