Los hombres de pacaicasa

Los hombres de Pacaicasa, según las evidencias conocidas hasta hoy, habrían sido los iniciadores de la Cultura Andina, como afirma Del Busto. Los vestigios de estos primitivos y pequeños grupos de recolectores–cazadores que habitaron la cueva de Pikimachay, en Huanta, 20 Kms. al norte de la ciudad de Ayacucho, serían los más antiguos del territorio andino. Datarían del año 20 000 aC.
El áreacordillerana de Ayacucho resultó lo suficientemente benigna a los pocos recolectores–cazadores que empezaron a poblarla, como para asegurar su subsistencia, multiplicación y pervivencia a partir de entonces. El hombre dispuso allí de protección, agua dulce y alimentación. Sólo así puede explicarse que la cueva de Pikimachay fuera reiteradamente ocupada por más de cien siglos.
Además del hombrede Pacaicasa, en la cueva de Pikimachay, en efecto, han dejado testimonio sucesivo y superpuesto otros grupos a los que la arqueología reconoce con otros tantos nombres: Hombre de Ayacucho (16000-12000 aC); Hombre de Huanta (11000 – 8000 aC); Hombres de Puente y Jaywa (8000 – 6 000 aC); Hombre de Piki (6000 –4000 aC); Hombres de Chihua y Cachi (4000 – 2000 aC).
Todos esos testimonios prueban elprolífico y exitoso poblamiento de esa parte de la cordillera. Población que, como pocas en el extenso territorio andino, fue acumulando de esa manera una larga y riquísima tradición.
Tradición a la que sin duda pertenecen también, aunque de datación más reciente, los vestigios de la Cultura Chupas (600 aC), cuya población probablemente alcanzó a caer bajo la hegemonía de chavín. Y a la quedespués corresponden las evidencias de la de-nominada Cultura Rancha (500 – 100 aC), encontradas en el área de la actual ciudad de
Ayacucho. Y tradición histórica a la que corresponden, además, los testimonios de la Cultura Huarpa (0 – 400 dC), cuyos creadores fueron pues contemporáneos de moches y mochicas, nazcas y kollas.
Y tradición a la que finalmente pertenecen, además, los protagonistasdel segundo imperio de los Andes: Wari, cuyo despegue probablemente se concretó en torno al 800 dC. Como vinos antes para el caso del Imperio Chavín, también en este caso gran parte de la historiografía tradicional ha optado por la mimetización del Imperio Wari bajo el neutro e impoluto nombre de “Cultura Huari”. A lo sumo como hace Del Busto, se habla de un “posible” y de un “presunto” imperio(aun cuando en su texto proporciona evidencias incontrastables de conquistas militares y sojuzgamiento imperialista).
Pues bien, hablando sucesivamente de las culturas Chupas, Rancha, Huarpa y Huari, y tratándolas en general como compartimientos estancos –casi sin vinculación entre sí y menos con los remotos habitantes de la cueva de Pikimachay–, la historiografía tradicional ha logrado soslayar laresponsabilidad de definir qué pueblo –o pueblos– habrían sido los protagonistas de aquéllas.
Así –en lo que nos parece una penosísima consecuencia– se ha logrado, por añadidura, desvincular en los textos de historia a los ayacuchanos de hoy con la más remota y prolongada historia de los Andes que, sin duda, les es propia e inalienable.
Del Busto, hablando de la Cultura Huarpa, lapredecesora inmediata de Wari, nomina a sus protagonistas como “huarpas”. Pero luego, hablando de la Cultura Huari, atribuye su autoría a unos genéricos e imprecisos“guerreros de Huari”. ¿Por que, entonces, no llama “waris” o “huaris” a éstos? Mas nominarlos “waris” no es la única ni parece ser la mejor alternativa. Veamos. El propio Inca Garcilaso de la Vega, en el siglo XVI, reconoció que en áreaayacuchana fue a la “nación chanca” a la que vencieron y conquistaron los inkas. ¿De dónde pues había surgido esa nación? ¿Y cuándo y cómo se apoderó ella precisamente y nada menos que del territorio desde donde se había expandido y adquirido forma el Imperio Wari?
Pues será el propio Del Busto –paradójicamente, diremos–, quien nos dé el derrotero. Dice en efecto, hablando de los chankas, que“su...
tracking img