Los hombres que aman a sus mujeres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1464 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 3 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A LOS HOMBRES QUE AMAN A SUS MUJERES

Un psicólogo dijo el otro día en una charla que su mujer, una joven a la que quiere, tenía un amante: su hijo de unos meses. Y que si no se entiende así el hecho, que el niño ocupa un lugar privilegiado para la madre, las relaciones de pareja se pueden deteriorar. Nuestra experiencia en la vida nos ha mostrado cantidad de hombres, aparentemente muyenamorados, que no pudieron aguantar esta situación. El hijo es un como un amante, que cambia de lugar al padre, pero que si éste continúa allí, queriéndola, la situación es transitoria y de esta continuidad en el amor, la mujer, el marido y el hijo saldrán, los tres, beneficiados.
Esta frase, a mí, varón de sesenta años me hizo reflexionar sobre otro momento en la vida de la mujer en que la parejase ve afectada, y es la fase en que la mujer ronda los cincuenta: esas fiestas a la que acudimos sus amigos y compañeros, celebrándolas con ellas sin enterarnos de nada. Es posible que esta sea una situación generacional, que nuestra generación sea más sensible, pero es posible también que, por la liberación de la mujer, y por los cambios que se están experimentando en la sexualidad de la juventudactual, esta fase tenga cada vez más importancia en cuanto su repercusión en la relación de pareja.
Una mujer no es un hombre. Es una verdad de Perogrullo, pero quiero remarcarla. Los hombres dicen que las mujeres son complicadas y no se pueden entender, y las mujeres que los hombres son simples, no las comprenden y se apasionan por cosas, para ellas banales, que los elevan a esa categoría.Entre el hombre y la mujer hay muchos malentendidos.

La biología marca una diferencia fundamental, y la sociedad recalca y amplifica la diferencia. Y algún feminismo demasiado igualitario, puede dar un toque engañoso.
Este es un escrito hecho por un hombre para hombres, que desconocen la compleja diferencia y los fenómenos que la acompañan a lo largo de toda su vida, mássignificados en los momentos en que se inicia el cambio biológico, la pubertad,(las mujeres maduran antes y los de su edad les parecemos imbéciles), cuando son madres, donde se convierten en amantes de sus hijos, y cuando rondan los cincuenta, que se vuelven raras. Está escrito, sobre todo, para los compañeros de las mujeres que en estos momentos de cambio, de este último cambio, se quedan sorprendidos.Porque no entienden lo que le está pasando a su mujer y la malinterpretan. Se creyeron el mito de la media naranja, y disfrutaban y veían como disfrutaba su compañera de la completud lograda. Pero la metáfora de la media naranja, derivada del mito de Platón, el primitivo ser circular, dividido en dos en los tiempos primigenios, que al reencontrarse origina el amor, es falso. No son dos mediasnaranjas, son dos sujetos que se encuentran, se complementan en muchos aspectos, pero quedan partes de los dos que siguen formando su yo individual que desde su infancia, (y hay quien dice que desde antes), se constituyó. El varón con sus presuntos privilegios fálicos y la mujer, especialmente la mujer despierta de esta generación a la que fundamentalmente me refiero, con un yo disconforme con larealidad social que la coartaba en sus objetivos, y contra la que tuvo que luchar para sentirse viva. Me contaba una mujer que cuando empezaba a despuntar, alguien le dijo: “si quieres ser tu misma, y eres lista, sufrirás mucho”.

Cuando los dos sujetos se encuentran, él reafirma su seguridad: ha encontrado a la mujer que le demuestra que es un hombre. A través del sentimiento que llamamosamor, ha taponado las deficiencias que el falo no garantizaba sino que las acentuaba.
Y ella, la luchadora, se siente confortada por un varón amante y amigo que la reconoce como mujer y como sujeto en su globalidad.
Pero el significante mujer la esclaviza con nuestra total colaboración. La esclaviza porque la define en su diferencia sexual, mientras que el significante hombre es el nombre de la...
tracking img