Los límites de la antigua provincia del paraguay

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 542 (135437 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS LÍMITES
de la
ANTIGUA PROVINCIA
del
PARAGUAY
por el
DOCTOR ALEJANDRO AUDIBERT
 
PRIMERA PARTE
 
 
BUENOS AIRES
Imprenta "LA ECONÓMICA" de Iustoni Hnos. y Cia., Piedad 1886
1892
 
 
PRÓLOGO
 
Es costumbre decir dos palabras antes de empezar una obra. Por nuestra parte, no queremos prescindir de ella, para expresar el principio y en de la que ofrecemos al público, reclamandode antemano su indulgencia sobre una materia conocida, pero delicada por más de un concepto, y llena de dificultades por la escasez de las obras o fuentes a las cuales es necesario acudir para aclarar los límites de la antigua provincia del Paraguay, con los países que la circundan. Mas la tarea era un deber en nosotros los hijos de aquella tierra, en presencia de la ruidosa reclamacióndiplomática de 1888.
En este año la Legación de Bolivia demandó al gobierno de la República la inmediata libertad de Enrique Moscoso y otros señores, aprehendidos por el comandante del Fuerte Olimpo Sr. Giménez, en el lugar que se denominó «Puerto Pacheco», que ella juzgó estaba en el territorio jurisdiccional de su gobierno.
El Ministerio de Relaciones Exteriores negó esta circunstancia, y enconsecuencia, no hizo lugar a la libertad de los reos que se hallaban sujetos a la jurisdicción ordinaria de los Tribunales de la República. Algunos días después, envióse una expedición militar que se estableció en el titulado Puerto Pacheco, que, desde entonces, se llama Bahía Negra, por su cercanía a este punto lindero de las posesiones brasileras de Coimbra y Alburquerque.
El Encargado de negociosinterino de Bolivia, Sr. Dr. D. Claudio Pinilla, juzgó de su deber retirarse y a la vez exponer, como expuso, los fundamentos en que se apoyan los derechos de su país al territorio del Chaco.
Con tal motivo, nos dedicamos a examinar la cuestión de límites suscitada, la cual por el derecho público vigente entre los Estados de origen español, no ofrece dificultad, en cuanto a la base que debe servir parasu determinación.
El principio del uti-possidetis resuelve la causa con tal claridad que, desde luego, es permitido afirmar sin controversia, que a cada Estado corresponde el territorio que poseía lealmente al separarse de la común Madre-Patria, porque ambos países estaban sujetos a un mismo absoluto soberano, cuya voluntad expresada en cualquier forma era ley, y por cuya ley común estabanfijados sus respectivos dominios. A este respecto, puede decirse que, existe perfecta conformidad entre las cancillerías de los Estados de origen español, en sus mutuas relaciones internacionales, y la nota memorándum del 5 de octubre de 1888 de la Legación de Bolivia, lo reconoce y establece, afirmando que: "El Paraguay quedó organizado dentro de los límites de la antigua provincia de su nombre".
Lanota contestación del Ministerio de Relaciones Exteriores del 3 de Noviembre del mismo año, no pretende para la República otros linderos. Por lo tanto, la ley por la cual debe resolverse la cuestión está, determinada por el expreso consentimiento de las cancillerías de los dos gobiernos sobre el citado principio, y toda la dificultad se reduce a investigar los límites de la antigua provincia ogobernación de la Asunción del Paraguay, con las provincias o gobernaciones del coloniaje español, colindantes con ella.
El asunto era y es así esencialmente histórico y práctico, no siendo posible resolverlo acertadamente, sin estudiarlo con madurez, en los documentos o títulos de los gobernadores, en las Leyes Indias, en las obras de los historiadores y geógrafos, en los juicios de los peritos, yen las discusiones que ilustran la verdad y el derecho de los Estados. Por consiguiente, antes de celebrarse un tratado de límites, debió agotarse los medios que la ciencia y la experiencia enseñan para descubrir la verdad, puesto que no se trataba de crear nuevos linderos A las naciones contratantes, sino de consignar las divisorias existentes, desde los más remotos tiempos del coloniaje. De...
tracking img