Los mexicanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1269 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hace poco tiempo se convocó a un apagón con motivo del alza a las tarifas eléctricas. Creo que finalmente, muy pocos se sumaron a esta iniciativa y terminó en un gran fiasco. Sin embargo a propósito de esa convocatoria, recibí de alguien la reflexión que a continuación leerán. Sinceramente creo que es algo que vale la pena analizar con detenimiento.

NO APAGO NADA

No voy a apagar nada.Lamentablemente creo que, más que apagar luces, debemos encendernos nosotros. La creencia general anterior era que Zedillo no servía. La creencia general actual es que Fox no sirve. Y, cuando pase el tiempo, la creencia general será que el que venga después de Fox tampoco estará sirviendo para nada. Por eso estoy empezando a sospechar que el problema no está en lo ladrón que haya sido Salinas o en lobocón que sea Fox.

El problema esta en nosotros. Nosotros como pueblo. Nosotros como materia prima de un país. Porque pertenezco a un país donde la "viveza" es la moneda que siempre es valorada tanto o más que el dólar.

Un país donde hacerse rico de la noche a la mañana es una virtud más apreciada que formar una familia a largo plazo basada en valores y respeto a los demás.

Un país dondeuna persona tapa la salida del garaje de una casa, y, si El afectado toca el claxon para llamar la atención del abusivo y hacer que aparezca a retirar su vehículo, entonces esa persona llega, se molesta y le reclama a uno la presión y el ruido, como si el infractor fuese uno y no ellos.

Un país donde un par de señoras pueden recorrer todo un supermercado, y, mientras compran, hablar pestes dela moral del gobierno y del incumplimiento de las leyes, y de lo terrible de tales o cuales medidas, pero después, a pesar de que su carrito tiene 27 artículos, se hacen tontas y se meten disimuladamente en la cola que es "para un máximo de 10 artículos" y si alguien osa reclamarles o quejarse ante el gerente queda ante ellas y ante los demás como un soplón, solo por intentar hacer cumplir unanorma tan sencilla.

Y si es la cajera quien les señala que deberán pasar a otra caja, inician un diálogo recriminatorio ( ¿ves? justo lo que veníamos comentando, por eso está este país así, todos son unos flojos , etc.).

Pertenezco a un país donde, lamentablemente, los periódicos jamás se podrán vender como se venden en Estados Unidos, es decir, poniendo unas cajitas en las aceras donde unopaga por un solo periódico Y SACA UN SOLO PERIÓDICO DEJANDO LOS DEMÁS DONDE ESTÁN. Porque si aquí los vendieran así, El Reforma y El Universal quebrarían en solo 3 meses.

Pertenezco al país donde las empresas privadas son papelerías particulares de sus empleados deshonestos, que se llevan para su casa, como si tal cosa, hojas de papel, bolígrafos, carpetas, marcadores y todo lo que pueda hacerfalta para la tarea de sus hijos.

Pertenezco a un país donde la gente se siente triunfal si consigue volarse el Cablevisión del vecino, donde la gente inventa a la hora de llenar sus declaraciones de Hacienda para no pagar o pagar menos impuestos, donde a Carlos Salinas no le reclama ningún medio el que estén viviendo fuera del país disfrutando de lo que robó, o donde nuestros diputados ysenadores trabajan dos días al año (y cobran todos los demás como altos ejecutivos) para aprobar una reforma (miscelánea) fiscal al vapor que lo único que hace es hundir al que no tiene, joder al que tiene poco y beneficiar como siempre a unos cuantos que son los que tienen (ellos por ejemplo).

Pertenezco a un país donde las licencias de conducir y los certificados médicos se pueden "comprar", sinhacerse exámenes ni nada.

Un país donde, desde hace 40 años, un vehículo sufre más daños y sale peor parado después que es recuperado por la policía que cuando lo roban los ladrones.

Un país donde cualquier persona puede hacer una fiesta y poner música a volumen majadero toda la noche, sin que haya nadie que proteste ni autoridad alguna que les haga apagar esa música ni siquiera a las cinco...
tracking img