Los orígenes paganos del mito de cristo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2070 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Orígenes Paganos del Mito de Cristo



Por Juan G. Jackson (publicada originalmente en 1941)

Parte Dos: El Mito de Cristo


El triunfo de la doctrina de la evolución ha reconciliado a los cristianos más cultos con el mito de Adán. Mientras que la realidad histórica de Jesús, sin embargo, es hoy extensamente cuestionada, incluso los defensores más liberales de la fe seencuentran en una posición muy incómoda, al ser presionados por fundamentalistas como así también por los ultra-racionalistas. Después de negar al Cristo teológico, la apología cristiana liberal descubre, con mucha desilusión, que prácticamente no se sabe nada sobre el Jesús histórico. Nuestras principales fuentes de información referentes a Jesús/Cristo son las supuestamente genuinas Epístolas Paulinasy las referencias sobre Jesús en escritos judíos y paganos, pero la mayoría de éstas son de autenticidad extremadamente dudosa.



Hay un pasaje muy famoso en el libro Las Antigüedades de los Judíos, por Flavius Jesephus,(1) quien hace referencia a Jesús, pero esto es generalmente considerado un plagio hasta por los eruditos cristianos. El pasaje no es mencionado por ninguna escrituracristiana antes de Eusebio, durante los primeros años del siglo IV.

Cornelio Tacitus, el historiador Romano, en su célebre escrito llamado Anales,(2) hace referencia al Incendio de Roma en el año 64 D.C y a la persecución sufrida por los cristianos por parte de Nerón. Tacitus los describe como una "vasta multitud" y dice que éste culto fue fundado por Cristus, esa misma persona quien fueracastigada como un criminal por el Procurador Poncio Pilatos. Eusebio(3) hizo una lista con referencias Judías y Paganas sobre el Cristianismo, pero Tacitus en ningún momento lo menciona a él. De hecho, el pasaje no fue citado al menos por ninguna escritura Cristiana antes del siglo XV. Plinio el joven, que era procónsul de Betania, le escribió una carta al emperador romano Trajano (a principios delsiglo II), en la cual le señaló que en su tierra existía un grupo de personas que se congregaban ciertos dias antes del amanecer y proferían cánticos a Cristo como a un dios. No hay evidencia que éste Cristo era el Jesús de los Evangelios. El emperador Adrián en una carta que le envió al cónsul Serviano 134 D.C., afirma que los adoradores del dios del sol Serapis en Egipto, eran cristianos y que éstosfieles del dios del sol se proclamaron a sí mismo como los "Obispos de Cristo." La adoración a Serapis fue importada a Egipto desde Pontus, una provincia que limitaba con Betania. Los Cristianos mencionados por Plinio el joven(4) eran todos probablemente, fieles de Serapis.



Suetonio(5) en su obra "La Vida de Claudio" relata que Claudio condujo a los judíos, quienes instigados porCristas permanecían constantemente alborotados para romper con Roma. "Esto se dice que pudo haber ocurrido cerca de quince años después de la crucifixión de Jesús. Cristas no podria haber sido a quien popularmente conocemos como Jesucristo. Filo, el eminente filósofo e historiador Judío, era un contemporáneo de Cristo, pero no hace ninguna mención referente a Jesús. Filo desarrolló la doctrina delLogos y aunque según la teología cristiana Jesús Cristo era el Logo, él no estaba enterado de esa identidad. Justo de Tiberio, natural de Galilea, escribió una historia que cubría todo el período en el cual se dice Cristo vivio, pero en ningún momento menciona o relata el nombre del Cristo. El escrito de Justo está hoy en día en su totalidad malogrado, pero en definitiva fue leído por Photius, unObispo Cristiano y erudito, de Constantinopla del siglo IX. Dice Photius: "Justo no hace ni la menor mención sobre el aspecto de Cristo, de qué cosas le sucedieron o como fueron realizados sus maravillosos trabajos(6). La escasa información referente al Salvador Cristiano es precisamente hecha por el Sr. Roberto Keable en su obra, “El Gran Galileo” expresando lo siguiente:



“Ningún hombre...
tracking img