Los prejuicios de los filosofos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2513 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los prejuicios de los filósofos
Amor por la verdad que nos conducirá hacia muchas peligrosas aventuras, esa famosísima veracidad de la que todos los filosofos han hablado siempre respetuosamente, ¡cuantos problemas nos han planteado ya! ¡Y problemas singulares, malignos, ambiguos! A pesar de lo vieja que es la historia, parece que acaba de suceder. ¿si acabásemos, por agotamiento, siendodesconfiados e impacientes, que tendría de extraño? ¿Es que pueda extrañar que esa esfinge nos haya llevado a plantearnos toda una seria de preguntas? ¿nos hemos detenido ante el problema del origen de esa voluntad, para terminar en suspenso ante otro problema aun mas importante? Nos hemos interrogado por el valor de esa voluntad. Puede ser que deseemos la verdad, pero ¿Por qué rechazar lo no-verdadero,o la incertidumbre y hasta la ignorancia? ¿ha sido el problema de la validez de lo verdadero quien se ha puesto frente a nosotros, o hemos sido nosotros quienes lo hemos buscado? ¿Quién es Edipo aquí? ¿y quien es la esfinge? Nos encontramos frente a una crucijada de cuestiones y problemas. Y parece, en final de cuentas, que no han sido planteados hasta ahora, que hemos sido nosotros los primerosen percibirlos, en atrevernos a enfrentarnos con ellos, ya que implican un riesgo; quizás el mayor de los riesgos.

Nuestras mentes rechazan la idea del nacimiento de una cosa que puede nacer de su contraria, por ejemplo: la verdad del error; la voluntad de lo verdadero, de la voluntad del error; el acto desinteresado del egoísmo o la contemplación pura del sabio, de la codicia. Tal origenparece imposible: pensar en ello parecería propio de locos. Las realidades mas sublimes deben tener otro origen que les sea peculiar. No puede ser su madre este mundo efímero, engañoso, ilusorio y miserable, esta enmarañada madeja de ilusiones, deseos y frustraciones. En el seno del ser, en lo que no morirá nunca, en un dios oculto en la cosa en si, es donde debe hallarse su principio, ahí y enninguna parte mas.

Es este el prejuicio característico de los metafísicos de todos los tiempos; este genero es estimación se halla en la base de todos sus procedimientos lógicos. A partir de esta creencia se esfuerzan en alcanzar un saber, crean la cosa que, al final, será bautizada pomposamente con el nombre de verdad. La creencia medular de los metafísicos es la creencia en la antinomia de losvalores.
Sin embargo, hay que dudar por de pronto, de la existencia de antinomias; después habría que preguntarse si las evaluaciones y las opciones superficiales, perspectivas momentáneas, tomadas desde un ángulo determinado. Cualquier valor que sea que concedamos a lo verdadero, a la veracidad al interés, podría suceder que nos viésemos obligados a atribuir a la apariencia, a la voluntad de lailusión, al egoísmo y a la codicia, un valor superior y mas esencial para la vida; se podría suponer incluso que las cosas buenas tienen un valor por la forma insidiosa en que están enmarañadas, y quizás hasta lleguen a ser idénticas en esencia s las cosas malas que parecen sus contrarias. ¡Quizás! Pero, ¿hay quien se preocupe de estos peligros ``quizas´´? Para ello habrá que esperar la llegada deuna nueva especie de filósofos, diferentes en gustos e inclinaciones a sus predecesores: filósofos del peligroso quizá, en todos los sentidos de la palabra.
Hablo con toda seriedad, pues veo venir a esos nuevos filósofos…

He terminado por creer que la mayor parte del pensamiento consciente debe incluirse entre las actividades instintivas sin exceptuar el pensamiento filosófico. He llegado a estaidea después de examinar detenidamente el pensamiento de los filósofos y de leerlos entre líneas.
Ante esta perspectiva será necesario revisar nuestros juicios sobre este punto, como ya lo hemos hecho a propósito de la herencia y de las llamadas cualidades ``innatas´´. Así como el acto del nacimiento tiene poca importancia al respecto hereditario, así también lo ``consciente´´ no se opone...
tracking img