Los principios constitucionales laborales y su aplicación en el derecho administrativo laboral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8547 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Uno de los interrogantes que surge con la extensión del concepto de la globalización, es el que se refiere a la vigencia de los principios constitucionales laborales en el Derecho Público, y más específicamente, en el Derecho Administrativo Laboral.
En efecto, es importante determinar si una vez promulgada la Constitución Política de 1991 los principios que este estatuto introdujo en materialaboral tienen aplicación o no en el campo del Derecho Administrativo Laboral, y cuáles son los instrumentos para ello.
De suyo, la Carta Política del 91, como lo señala su artículo 4º, es norma derogatoria de la legislación anterior y prevalece sobre cualquier otra de orden legal.
De otro lado, es incuestionable que esta constitución modificó sustancialmente nuestro panorama constitucional, en lamedida que introdujo normas de aplicación directa e inmediata, algo insólito o por lo menos poco frecuente en las que la antecedieron.
Es elemental decir que la constitución es obligatoria para toda la comunidad, y aunque suene a verdad de Perogrullo, para los jueces.
La propia carta habla de que los jueces sólo tienen como marco obligatorio la ley, pero entendida ésta en un sentido amplio, estoes, entendiendo la constitución misma como ley de leyes.
Es un lugar común hoy en día destacar que la Carta del 91 es garantista y pluralista en lo filosófico y político. Sin duda, es el catálogo de enumeración y protección de los derechos de las personas más amplio y completo que hayamos tenido en nuestra república.
Y uno de los aspectos más positivos de ella es que le dio rango constitucionala todas las disposiciones relacionadas con el trabajo humano.
Las normas anteriores eran especialmente de estirpe legal. Por tanto, uno de los impactos más notorios que tuvo la expedición de este ordenamiento fue la de constitucionalizar las instituciones e instrumentos de carácter laboral.
La Carta vigente reivindica los derechos individuales y asienta firmemente los de carácter colectivo enlo laboral.
El siglo XX estuvo gobernado en buena parte por las tesis que planteaban una separación tajante y casi absoluta del Derecho Administrativo y el Derecho Laboral, por manera que a los asuntos laborales de los funcionarios se les daba una connotación bien diferente de la de los trabajadores particulares y aún de la de los trabajadores oficiales.
Sin embargo, a partir de la década de losochenta las cosas comenzaron a cambiar, paralelamente con los fenómenos que desataron las crisis económicas de la década anterior y la aparición del concepto de la globalización o mundialización de la economía.
Ciertamente, las crisis que golpearon a las empresas privadas –de manera especial las denominadas multinacionales-, y también a los estados, volcaron sobre todo el mundo la noción de quehabía que encontrar y aplicar fórmulas universales para esos fenómenos. Por ello, conceptos como el de la reestructuración económica, o reconversión industrial o flexibilización laboral, comenzaron a tomar patente de ciudadanía en todo el mundo occidental, e introdujeron nociones que afectaron profundamente la normatividad laboral, como las de que era menester disminuir la protección laboral delos trabajadores, la rigidez de sus contratos, la fortaleza de su estabilidad, sus prestaciones sociales, y por ende, acercar esos instrumentos a los propios del derecho civil y del derecho comercial, en los que campeaba la noción de la plena autonomía de la voluntad de las partes.
De alguna manera, se puso sobre el tapete el argumento de que los trabajadores ya habían llegado a un cierto grado demadurez sobre sus derechos, que ameritaba una disminución de la protección legal de que habían venido disfrutando hasta entonces –por lo menos desde un punto de vista teórico-.
No obstante, es importante destacar que si bien este esquema podía ser aproximadamente real, verídico, en lo que tocaba con los trabajadores particulares, y en gracia de discusión, con los trabajadores oficiales, la...
tracking img