Lugares comunes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1615 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El lugar común no es sólo un problema de la literatura. También lo es del habla cotidiana, donde es una muestra de la lexicalización de los vocablos, entendida como el proceso de circulación de palabras y giros que lentamente pierden su aura semántica.
El vocablo mareo procede del vaivén del mar, de dónde la sensación de malestar y náuseas que provoca ese movimiento. De allí pasó a convertirseen el verbo marear, que termina significando el acto de sentir la misma sensación pero en tierra firme. Algo similar ocurre con los lugares comunes, pues debido a esa lexicalización, pasaron a perder su aura semántica original. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando decimos que algo es kafkiano; o cuando pasamos a definir al país como un Macondo. Ya la fuerza significativa se ha perdido por el uso.Vivimos todo el día repitiendo lugares comunes, muchos de ellos aún con su fuerza representativa, otras no. El habla cotidiana los usa sin distingos con la única intención de comunicarnos con facilidad.
Para hablar del lugar común en la literatura, es prudente en principio aclarar algunas relaciones entre varios aspectos del problema.
Una cosa son los temas de la literatura, otra los tópicosliterarios y otra muy distinta el lugar común. Aunque los términos se tocan por varios de sus extremos, corresponden a niveles distintos, a esferas bien diferenciadas.
Resulta atractivo caer en el error de confundir estos términos, miembros todos de la misma familia, pero de especies distintas.
En primer lugar, y por supuesto, están los temas de la literatura. Bien lo dice Borges en un poema. Paraél, escribir es simplemente haber ordenado en el dialecto de nuestro tiempo las cinco o seis metáforas, refiriéndose a la búsqueda del equilibrio entre la lengua del escritor y los temas (en este caso, denominados metáforas) que desde siempre han alimentado la literatura. Según el poeta Miguel Hernández, los grandes temas serían la vida, el amor y la muerte. A esta lista exquisita y exclusiva,podríamos agregar el tema del viaje, que testimonia el desplazamiento geográfico o espiritual desde un punto hacia otro. Sus mejores expresiones serían La Odisea y el Éxodo. Podría haber otros.
En las célebres Cartas a un joven poeta, Rilke agrega uno más, el de la infancia, que no es otra cosa sino la extensión del asunto del Paraíso perdido (los únicos paraísos son los paraísos perdidos) que tantodevastó a Milton y a Marcel Proust. Estos temas constituyen también el pasto donde se ha alimentado desde siempre nuestra filosofía occidental. Conforman el repertorio de las grandes preguntas personales que atraviesan nuestro tránsito terrestre. La vida, el amor, la muerte, el viaje y el paraíso perdido son los centros gravitacionales de toda vida humana.
Cuando pasamos a hablar de los tópicosliterarios, nos referimos a las constantes reiteraciones y construcciones que la literatura occidental ha heredado de la época clásica y la Edad Media, como bien lo señala Ernst Robert Curtius en un célebre libro. La retórica desde Aristóteles hasta nuestros días (disfrazada ahora de teoría literaria y de lingüística) es la historia de un catálogo de tópicos literarios. No existe poema que no seconstruya a partir de las premisas de la retórica.
La buscada y huidiza originalidad no está en los temas, si no en la manera de traducir los tópicos al espíritu de los tiempos, según el horizonte cultural de los poetas y el conocimiento que tengan de la lengua que les ha tocado en suerte transitar.
Los libros de retórica hablan in extenso de muchos tópicos que aún continúan siendo, aunque el poetano lo sepa, la maquinaria sobre la cual se monta el testimonio de sus días. La lista es extensa, pero los más frecuentes en relación al tema de la vida serían el Aurea mediocritas (tener estrictamente lo necesario para vivir, en lo insignificante se encuentra el oro), Bea tus ille (feliz quien disfruta de la vida retirada), Carpe díem (aprovecha el día, el momento, ya sea desde la perspectiva...
tracking img