Luna de octubre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1156 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Manilla Ramírez Ariel Vianey
1º G
Luna de octubre
Estaba sentada, sola y completamente deshecha por dentro, recordando mis tragedias, llegaba a lo más profundo del infierno, conocí mis más oscuros deseos y fui al fondo de ellos, conocí mis demonios y el mal que puedo causarle a una persona y lo disfrutaba y a pesar de eso sabía que aun quería cosas buenas de esta vida y él era una de ellas,recordaba el sufrimiento que causé cuando abracé el dolor de las personas y lo amé, naufragué en mi subconsciente y divagué en mis sueños. Recuerdo que soñaba con ir de paseo a un satélite y ver la luna que en este octubre se presenciaba tan hermosa, soñaba con llevar de la mano a esa alma en pena que cerraba los ojos agonizante frente a mí, solo me tomaba de la mano y poco a poco la soltaba por laspocas fuerzas que le restaba a ese ser tan etéreo, diciéndole con la mirada que no está solo, que nunca lo soltaré, aunque esto se sienta como el final y no hay nada que se pueda hacer, no hay otro camino cuando la verdad aparece.
Elevando mis tristezas hacia el cielo junto a él, viviendo en un suspiro como él, y fingiendo ser fuerte para no llorar, tratando de verme valiente para que lo últimoque vea sea la pequeña sonrisa, de mi rostro infeliz, solo intentando vivir con su último aliento, recordando cómo me gustaba sentir sus brazos, como palpitaba sublimemente mi corazón al solo recordar sus bellos ojos. Ojos que ahora se cierran evidenciando su dolor y bañados de dosis de narcóticos para dejarlo de sentir, muriendo poco a poco. Y yo, impotente al saber que nada puedo hacer más queacompañarlo en esos últimos momentos de su vida, tratando de no romper en llanto al ver que mi sueño se escapa de mis manos. ¡No te vayas!, gritaba mi alma y lo más profundo de mi arrogante ser, lo quería mantener a mi lado, quería que él me mostrase el mundo, que él me acompañara a ver el cielo estrellado y que juntos construyéramos ese universo paralelo que él estaba seguro de que existía. Pedíaintensamente que fuese un sueño, pero lamentablemente el dolor que sentía era demasiado real, su pasado rondaba por lo que alguna vez fueron recuerdos agradables que ahora solo avivaban el dolor tan penetrante de mi corazón.
A pesar de que él estaba aún a mi lado yo me sentía sola, tratando de decirme duro y claro que ya se estaba yendo, sólo le tomaba fuerte la mano tratando de volar e irmejunto con él, tratando de escapar de esta realidad tan dolorosa.
Con la mirada perdida viendo a través de la ventana transparente, pidiéndole un deseo a la luna, aquella luna de octubre, que él se quedase solo un momento más, me mirase unos segundos y susurrara palabras que nací para escuchar solo de su boca, de ninguna más. Pero, se había perdido de mi mente ese sonido de su voz, tan suave poraquellos infames momentos de dolor y entre tanto silencio que rondaba la habitación 210, ahora sólo pensaba “sigue aferrándote”, sólo intentaba recordar una vez más su bella sonrisa y al cerrar los ojos trataba de hacerlo pero entre tanta oscuridad, me hacía falta su mirada. Recordaba el último beso, cuando nos separamos, su mirada penetrante, su piel pálida y sus labios delgados diciéndome –teextrañaré- yo no comprendía a qué se podía haber referido en ese momento, pero todo era tan claro en ese instante, el aun no se marchaba y yo ya lloraba por su ausencia que quemaba mi interior. Recuerdo haber visto sus labios abrirse para decir algo pero la debilidad de su cuerpo lo agotaba y no articulaba ni una palabra, espinas recorrían su garganta y sus ojos se llenaban de agua, su vida dejabaatrás el tiempo y lo dejaba sin un después, que se que él deseaba. Entonces veo aquella bata blanca acercarse con la propuesta de desconectar a éste, mi ser doliente, ya no pude más, ya no pude fingir sonreír, ya no pude moverme, solo quería llorar y romper el silencio de la habitación con un grito ensordecedor, odié la vida en ese momento, era él quien me hacía sonreír, él era parte de mi y juntos...
tracking img