Macanismos judiciales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3103 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Diálogo en Honduras?
Estás en: Inicio / Estados Unidos, Politica, Portada / ¿Diálogo en Honduras?
¿Diálogo en Honduras?
By Carlos Barrachina Lison on 09/24/2009

Estás en: Inicio / Estados Unidos, Politica, Portada / ¿Diálogo en Honduras?
¿Diálogo en Honduras?
By Carlos Barrachina Lison on 09/24/2009

En el contexto de la Asamblea General de las Naciones Unidas y de la presencia delos presidentes de los diferentes países en Nueva York, Manuel Zelaya Rosales finalmente ingresó a Honduras para tratar de concluir su periodo presidencial mediante el diálogo. Estados Unidos reconoció que el ex presidente hondureño se encontraba de huésped en la embajada de Brasil antes que nadie –mientras el gobierno hondureño se miraba las caras sorprendido-y señalaba consternado que éste sedebía entregar a la justicia.
A continuación se sucedió una cadena de declaraciones de los principales líderes “democráticos” del mundo latinoamericano apoyando el regreso de Zelaya a Tegucigalpa, advirtiendo al gobierno “golpista” que debían preservar la integridad física del político olanchano. A ningún líder occidental le agarró por sorpresa la “aventura” de Zelaya; sí en cambio nos cambió elritmo al resto de los observadores de la situación que veíamos como día a día las elecciones se acercaban y las presiones internacionales no daban su fruto, y que por lo menos en mi caso, no preveíamos un regreso inmediato de Zelaya. Por la rapidez de la respuesta de los mandatarios todo indica que Zelaya no actuó solo y que el suyo fue un plan consultado y aprobado por los líderes de la comunidadinternacional.
Paradójicamente mismo un joven congresista republicano del estado de Illinois, Aarón Schock, nos destapaba a la comunidad internacional, que desde agosto del 2009 existe publicado un “Report for Congress” que lleva por título “HONDURAS: CONSTITUTIONAL LAW ISSUES”, en el que Norma C. Gutiérrez, Senior Foreign Law Specialist del Staff jurídico del Congreso de los Estados Unidos haceun detallado informe de once páginas en el que concluye que en Honduras no hubo golpe de estado, que se respetaron las leyes y los procedimientos hondureños y que en el único aspecto en el que abusaron del poder ilegalmente las actuales autoridades hondureñas, o en su caso los militares, fue el de enviar a Zelaya a Costa Rica.
Este reporte del gabinete de apoyo del Congreso de los Estados Unidos,al que normalmente los representantes tienen mucho respeto por su profesionalidad, era conocido por las autoridades del Departamento de Estado cuando cancelaron la emisión de visados para hondureños, cuando suspendieron la ayuda a Honduras, y cuando siguieron condenando con el resto de los países de la OEA al gobierno establecido en Honduras.
Poco importó el análisis de los propios juristas delcongreso estadounidense. Honduras es un país pequeño que ha sido utilizado para beneficiar nuevamente la política exterior estadounidense a un costo muy reducido. Chávez y la izquierda latinoamericana difícilmente pueden acusar a la nueva administración de Obama de salirse de la multilateralidad, mientras en las Naciones Unidas el presidente de Estados Unidos puede permitirse el lujo de hablar casiuna hora de los temas que realmente le interesan.
En Honduras el regreso de Zelaya despertó la tensión entre la población y generó incertidumbre. En un primer momento la “resistencia” se emocionó con la audacia de su líder y entonó el cántico de “patria, restitución o muerte” desde el balcón de la embajada brasileña con Zelaya.
En un segundo, tras el desalojo por la fuerza de la policía y elejército y la instauración del toque de queda, iniciaron las actividades de saqueo de supermercados y bancos, y la población se preocupó mucho más; parecía que al gobierno pudiera escapársele la situación de las manos.
En un tercero Zelaya pareció olvidarse de lo de “patria, restitución o muerte” y señaló que en la embajada se sentía como en un prisión, y que en cualquier momento vendría un...
tracking img