Marcela paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 91 (22507 palabras )
  • Descarga(s) : 16
  • Publicado : 16 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
© 1974, MARCELA PAZ Inscripción N" 43.371. Santiago de Chile Derechos de edición reservados para todos los países por © Editorial Universitaria, S.A. María Luisa Santander 0447. Fax: 56-2-2099455 Santiago de Chile Ninguna parte de este libro, incluido el diseño de la portada, puede ser reproducida, transmitida o almacenada, sea por procedimientos mecánicos, ópticos, químicos o electrónicos,incluidas las fotocopias, sin permiso escrito del editor. ISBN956-11-0354-K Código interno: 006201-3 Texto compuesto con matrices Photon Perpetua 12/14 Se terminó de imprimir esta CUADRAGÉSIMA OCTAVA EDICIÓN en los talleres de Editorial Universitaria San Francisco 454. Santiago de Chile En el mes de agosto de 1994, Cubierta e ilustraciones de Marcela Claro de Ruiz Tagle. Primera edición: 1957.Cuadragésima séptima edición: abril de 1994. DECLARADO TEXTO AUXILIAR DE LA ENSEÑANZA Según Decreto Nº 1.170, Del 18 de noviembre de 1974, del Ministerio de Educación. IMPRESO EN CHILE / PRINTED IN CHILE

Otros títulos de esta Colección:

PAPELUCHO PAPELUCHO CASI HUÉRFANO PAPELUCHO DETECTIVE PAPELUCHO EN LA CLÍNICA PAPELUCHO PERDIDO PAPELUCHO: MI HERMANA JI PAPELUCHO MISIONERO PAPELUCHO Y EL MARCIANOPAPELUCHO: MI HERMANO HIPPIE PAPELUCHO EN VACACIONES PAPELUCHO: ¿SOY DIX LESO?

1º.- No estoy perdido así que no se ponga nerviosa. 2º.- Tampoco se enoje porque lo que pasó pura fatalidad. 3º.- Si tiene quinientos pesos puede venir buscarme a la policía de Renca. Si no los tiene véndale mi rifle al lechero, que lo quiere comprar. 4°.-Yo estoy tranquilamente detenido, pero no preso.
Y le voy aexplicar lo que pasó porque a usted le habría pasado lo mismo. También pienso que si usted estuviera detenida, su mamá la iría a buscar, aunque le costara quinientos pesos. Usted dice que la media suela de un zapato vale quinientos pesos, así que no es mucha plata. El sargento Neri, que es amigo de la Domi, me prestó papel y lápiz para que le escriba a usted y él mismo le va a llevar la cartaesta noche. Hay bastante gente en este calabozo así que no da miedo. Todos están durmiendo y roncando menos yo. Hay un ratón sin cola que le come el pan duro al Chirigüe, y aunque lo tiene en el bolsillo ni lo siente. A lo mejor usted ni se acuerda quién es el Chingue. Las cosas pasaron así: Esta mañana, cuando usted salió, yo me fui a la puerta a esperarla porque le iba a pedir permiso para algo queno me acuerdo. Y cuando la estaba esperando pasó por ahí el Chingue y nos pusimos a conversar. ¿Se acuerda de ese amigo mío que vivía en el fundo de la tía Rosarito? Ahora vive en Santiago, porque estaba durmiendo en un tren y cuando despertó, el tren estaba en Santiago. Y resulta que él se había encontrado en la calle una cosita de oro pero no sabíamos ni para qué servía. Pero tal vez valía comoun millón de pesos. Y yo le dije que si la vendía, él se podía comprar una motoneta, pero él me dijo que si la llevaba a vender lo tomaban preso porque iban a pensar que se la había robado. Y yo le dije que él era un pesimista y él me dijo que no entendía lo que era eso, pero que él sabía muchas cosas que yo no sabía. Y así nos fuimos discutiendo y discutiendo y de repente llegó su micro y él sesubió. Y yo también me senté en el parachoques porque lo quería convencer. Pero era tanta la bulla y el humo del motor que no había caso. Y ni nos dimos cuenta cuando llegamos a la población y nos bajamos. Entonces él me vendió la cosita de oro en cincuenta pesos y yo me la eché

Querida mamá:

al bolsillo para regalársela a usted y le di mis cincuenta pesos. Y nos fuimos a un almacén ycomimos unas galletas blandas como género y un pedazo de jamón color café y seco. —Quiero ver tu casa -le dije al Chirigüe. —Es un rancho por allá... —y me apuntó con la pera un montón de castichas hechas de palos, cartones, latas y sacos. La cuestión es que lo convencí de que me la mostrara y fuimos a verla. La población era como una cancha de fútbol, pero sin cancha y no tiene ningún peligro. Son...
tracking img