Marlene

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 602 (150411 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-

LA MUSICA DE LOS VAMPIROS

POPPY Z. BRITE

Prólogo

Prímera parte

Segunda parte

Epílogo

Agradecimientos

Debo una gratitud muy especial a Monica C. Kendrick. Dos de los personajes de La música de los vampiros, Arkady y Ashley Raventon, son hijos de su cerebro. Monica ha tenido la amabilidad de permitir que aparecieran como estrellas invitadas en estas páginas.

Migratitud también al brillante y arrebatador señor John Skipp, al cortés y siempre ingenioso señor Dan Simmons, y al impresionantemente dotado y generoso señor Harían Blusón. Esos soberbios escritores, que son personas todavía más soberbias, forman mi trío de santos patrás, y quiero muchísimo a los tres.

También expreso mi gratitud a Richard Curtis, mi agente, y a todas las personas maravillosas quetrabajan en Richard Curtis Associates; a Jeanne Cávelos, mi directora de publicaciones; a David B. Silva y The Horror Show..., sigo echando de menos esa revista y siempre lo haré; a otro excelente escritor y amigo, Brian Hodge, por creer en La música de los vampiros desde el comienzo; a Doug Winter, porque fue el primero que me animó a escribir el maldito libro; a Ed Bryant y a Tom Monteleone poractos y palabras maravillosas; a todos los de Iniquities.

A Craig Spector, Lisa Wimberger, Linda Marotta, Kathryn Ptacek, A. J. Mayhew, J. R. McHone, Jodie y Steve Forrest, Pat Johnson, John Gillespie, John Hughes; Brad y Forrest Cahoon y John Ross por la ayuda que me prestaron cuando tuve que tratar con ordenadores temperamentales; a todos los fetos del Nantahala Street Compound por apartarmede mi trabajo y apoyarme para que continuara con él; a Paul, el clon-Ramone más bello de toda Nueva Orleans, por haberme metido a la fuerza el primer trago de chartreuse en la garganta.

En último lugar, mi agradecimiento máximo e insuperable a Connie Burton Brite, mi madre; a Christopher DeBarr, la alegría de mi hogar, a Bob Brite, mi padre; y a la Multitud Misteriosa meramente por ser losectoplasmas que son.

Prólogo

Durante el verano las familias de los suburbios de Nueva Orleáns -Metarie, Jefferson, Lafayette-cuelgan guirnaldas en sus puertas delanteras: alegres guirnaldas de paja de color oro, púrpura y verde; guirnaldas con campanillas y tiras de cinta que cuelgan de ellas, y que son movidas por la cálida brisa enredándose unas con otras. Los niños disfrutan comiendo pastelesenormes. Cada rebanada de pastel está adornada con un recubrimiento distinto e igual de dulzón y pegajoso -las cerezas confitadas y el azúcar de distintos colores son los preferidos-, y el niño o la niña que encuentran un bebé de plástico rosado dentro de su porción de pastel gozarán de un año de buena suerte. El bebé representa al Cristo recién nacido, y los niños casi nunca se atrásús ama a losniñitos.

Los adultos compran máscaras de gato adornadas con lentejuelas para las mascaradas, y los esposos de otras mujeres atrás esposas de otros hombres hacia su pecho bajo el refugio del musgo español y el anonimato, seda caliente y lenguas que se lanzan a una búsqueda desesperada, la tierra húmeda y el blanco perfume fantasmal de las magnolias que se abren en la noche, y los farolillos depapeles multicolores del porche que brillan en la lejanía.

En el Barrio Francés el licor fluye como si fuese leche. Ristras de abalorios baratos cuelgan de los balcones de hierro forjado y adornan cuellos sudorosos. Después de que hayan pasado los desfiles, los abalorios quedan esparcidos por las calles y se convierten en la realeza de la basura que se amontona en las cunetas, coloresabigarrados entre las colillas de los cigarrillos, las latas y las gafas de plástico marca Huracán. El cielo es de color púrpura, el destello de una cerilla medio oculta que se enciende detrás de una mano curvada es de color oro; el licor es verde, de un verde muy intenso, hecho de mil hierbas distintas, hecho de altares. Los que tienen la experiencia y la sabiduría suficientes para beber chartreuse...
tracking img