Martin fierro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1421 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción:
La literatura gauchesca es un subgénero propio de la literatura latinoamericana que intenta recrear el lenguaje del gauchohttp://es.wikipedia.org/wiki/Gaucho y contar su manera de vivir. Se caracteriza principalmente por tener al gaucho como personaje principal, y transcurrir las acciones en espacios abiertos y no urbanizados 
Esta literatura presenta descripciones de la vidacampesina y sus costumbres, así como de los personajes sociales de ese entonces: indios, mestizos, negros y gringos, entre otros. Suele haber una exaltación de lo folclórico y cultural, y se emplea como protesta y para realizar una crítica social. En la forma y el lenguaje, se distingue por el empleo abundante de metáforas, neologismos, arcaísmos y términos aborígenes. Suele haber poco usode sinónimos, y predomina el monólogo sobre el diálogo.
En este trabajo el objeto de estudio será el poema narrativo de José Hernández, el Martín Fierro, que se publicó en 1872 con el título El Gaucho Martín Fierro, y su continuación, La vuelta de Martín Fierro, apareció en 1879.
Narra el carácter independiente, heroico y sacrificado del gaucho. El poema es, en parte, una protesta en contra de la políticadel presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento de reclutar forzosamente a los gauchos para ir a la frontera contra el indio.
Aquí me pongo a cantar,
al compás de la vigüela
que al hombre que lo desvela
una pena extraordinaria,
como el ave solitaria
con el cantar se consuela.José Hernández, primera estrofa del Martín Fierro

Martín Fierro, un mito fundador
Forajido sentimental

Borges admiraba profundamente el canto de José Hernández, al que le consagró numerosos textos, pero el héroe exaltado en aquellos versos le merecía cierto desprecio: era un desertor, un asesino y, lo peor de todo, un blando
Con alguna frecuencia se oye decir que "a Borges no le gustaba elMartín Fierro". Es probable que quienes emiten ese juicio no hayan prestado a las palabras de Borges la atención que siempre merece el escritor. También es posible que le atribuyan a Borges las palabras que a ellos les agradaría oír.
Es necesario distinguir cuidadosamente entre las reservas que Borges tiene hacia el personaje Martín Fierro y la devoción que siente hacia la obra literaria MartínFierro
Nadie ignora el fervor que por Macedonio Fernández sintió siempre Jorge Luis Borges, tanto en vida de aquél como después de su muerte, ocurrida en 1952. Macedonio, nacido en 1874, era un hombre ya maduro, de alrededor de cincuenta años, en la época en que Borges, joven veinteañero de ilimitada pasión poética y metafísica, acudía, fascinado, a escuchar la palabra de aquel mágico personajesituado fuera del mundo y de su vulgar realidad.
Sin duda, la prosa enmarañada en que solía perderse Macedonio no pudo ejercer ningún influjo sobre la cristalina perfección de la escritura borgeana. Construcciones mentales de Macedonio como "Soy tan distraído que iba para allá y en el camino me acuerdo de que me había quedado en casa" son de la misma estirpe que este pasaje de "La busca de Averroes":"sus detractores [...] juraban que nunca había pisado la China y que en los templos de ese país había blasfemado de Alá".
Lo cierto es que a Borges lo seducían, sobre todas las cosas, la inteligencia y los productos que derivan de ella. Y Macedonio, que poseía en altísimo grado el don de la inteligencia, sustentaba en aquella época, un juicio que acaso dejó caer como al pasar, sin darle ningunaimportancia, pero que Borges, de avidez insaciable, asimiló, hizo suyo y, de acuerdo con su proverbial costumbre, desarrolló, afinó y pulió hasta el extremo de presentarlo como una suerte de verdad inconcusa
Transcurridos nueve o diez lustros de aquellos diálogos, aún recordaba Borges: "cuando alguien le habló del Martín Fierro , dijo: Salí de ahí con ese calabrés rencoroso´. Pero eso...
tracking img