Mecanica cuantica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2571 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
yfísica cuántica
16
¿cómoves?

CHÁCHARA CUÁNTICA

Sergio de Régules

Antaño, cuando algo no se entendía, se les achacaba a los dioses. Hoy los gurús del new age invocan a la física cuántica para justificar toda clase de afirmaciones insólitas sin molestarse en demostrarlas. Pero los gurús están mal informados: la física cuántica no es lo que ellos creen.

DO vas a seguir inyectándoteinsulina?”, pregunta al vacío un cartel pegado en la ventana de una casa del barrio de Coyoacán, en la Ciudad de México. Luego el letrero ofrece a los diabéticos curarlos sin medicamentos por medio de la “medicina cuántica”. En la película ¿Y tú qué @#√!∗ sabes?, reciente éxito de taquilla, unos físicos, un quiropráctico, una bioquímica iluminada y una médium nos aseguran que cada cual es elarquitecto de su propio destino. A mí eso me lo dijo mi abuelita hace muchos años, pero estos eruditos añaden que le debemos a la mecánica cuántica el poder de tomar las riendas de nuestras vidas. Soy físico y aprendí algo de mecánica cuántica en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México. La mecánica cuántica es la física de lo muy pequeño: átomos, moléculas y demás. Como unpaciente de diabetes no es ni un átomo ni una molécula y como la mecánica cuántica que usamos los físicos no tiene ni remotamente que ver con la dirección de la vida de nadie, me puse a investigar de dónde habrían sacado los habitantes de esa casa y los creadores de esa película la peregrina idea de que la mecánica cuántica sirve para curar la diabetes y darle rumbo a la existencia. He aquí lo queencontré.

TA CUÁN-

“¿HAS-

El error de Fritjof Capra
En los años 70 y 80 el físico y místico austriaco Fritjof Capra publicó unos libros,

Peor aún: si uno usa la mecánica cuánentre ellos uno titulado El tao de la física, en los que encontraba parecidos tica para calcular el resultado de un expeentre ciertas ideas relacionadas con la rimento —digamos, por simplificar, lanzar mecánicacuántica y las doctrinas de las un dado, aunque los dados no son objetos religiones orientales. No sé si era la inten- cuánticos por razones que les explicaré más ción de Capra, pero muchos de sus lectores tarde—, en vez de dar una respuesta precisa, interpretaron sus libros como prueba de la teoría da sólo la probabilidad de que se que la ciencia moderna explicaba y daba produzca cada uno de los seisresultados sustento a la religión, por lo menos a las posibles. En cierta forma, la teoría cuánde oriente. tica dice que, después de lanzarlo, el dado Además de este equívoco, quizá invo- se encuentra en todos sus estados posibles luntario, Capra cometió otro menos inocen- (llamémoslos 1, 2, 3, 4, 5 y 6), y en otros te. Al explicar el extraño comportamiento inimaginables, como “un poco de 1 másotro de objetos cuánticos como los electrones, poco de 3 y de 6” (como el agua de la ducha), que a veces se comportan como ondas y que no tienen interpretación razonable en el a veces como partículas, Capra observa, mundo de todos los días. Sin embargo, uno correctamente, que obtener uno u otro no ve dados en semejante estado de indecicomportamiento depende de los aparatos sión esquizofrénica. Allanzar un dado, uno que usemos para medir: si medimos ondas siempre obtiene un resultado determinado, obtendremos comportamiento ondulatorio, como 4, digamos. Por lo tanto, debe sucesi buscamos partículas, obtendremos partí- der algo muy extraño con la descripción culas. De modo, añade Capra sin alejarse cuántica de las cosas cuando uno mira y mucho de la ortodoxia cuántica del día, que descubre queel dado cayó en 4. Los funlas propiedades de los electrones dependen dadores empezaron a hablar de la influencia en cierta medida de las decisiones conscien- del observador sobre la naturaleza porque, tes del experimentador u observador. Puede al parecer, el acto de observar hacía que se ser. Lo mismo ocurre con el agua que sale definiera el estado del dado —o del sistema de la ducha: que sea...
tracking img