Mi historia emotiva en las tics

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1088 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MI HISTORIA EMOTIVA DE LAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACIÓN Y DE LAS COMUNICACIONES

Mañana hace 100 años, agosto 28 de 1911, en Zapatoca Santander nació la niña Alicia Gómez, que años después se convertiría en la Señora de Mejía y a sus 36 en mi madre. Hace pocos días, uno de los hombres que más influyeron en las tecnologías de la información y de las comunicaciones, Steve Jobs, se retira de suactividad, muy probablemente para cuidar su salud y reflexionar poco antes de pasar a la eternidad. Son solo cien años, pero, cuando nació mi mamá, por lo menos en Zapatoca no había radios. Cuando llegó a su conciencia, cierta familia llevó alguno, y se reunían en esa casa y pagaban una moneda por escuchar algunas palabras en medio de una enorme cantidad de ruido. Cada uno llevaba un catre, y sesentaba durante una hora para presenciar el espectáculo más grande, de tratar de escuchar una emisora de Bogotá. El primer recuerdo impresionante de mi vida, tenía menos de cuatro años, fue observar que un aparato telefónico de pared, de aquellos que no tenía disco de marcar y mucho menos un teclado, tenía ojos. Yo se los veía y tuvieron que llevarme alzado a él para mostrarme que sólo era elreflejo de alguna luz. Ya en el año de 1953 me llevaron a Guane y en la casa cural existía un aparato telefónico de manivela, con la cual se producía un timbre para que fuera escuchado progresivamente por la operadora de Barichara, Galán, La Fuente, Zapatoca y Bucaramanga para podernos comunicar con la casa para que a gritos, pudiéramos contar a los que no habían ido, que habíamos llegado sin problemas.La velocidad de la conexión dependía más de la buena voluntad de las operadoras de las ciudades mencionadas que del nivel de ocupación de las redes, porque, afortunadamente, no había ansiedad por comunicarse. En 1976 trabajé en Telecom, desarrollando la Telefonía Rural y estuve en la zona occidental de Galán ofreciendo el servicio telefónico comunitario, y las personas me preguntaban, “¿es ustedde la radiolétrica?” queriendo decir si de la antigua Hidroeléctrica del Río Lebrija, hoy Electrificadora de Santander S A. Ante la repuesta negativa, la gente nos decía: “pensábamos que íbamos a tener luz, pero teléfono no nos interesa”. No había necesidad de comunicarse sino en situaciones muy extremas. Varios años después volví a Guane y en el mismo sitio en donde había ese viejo teléfono habíauno monedero. Eché una moneda y por medio del movimiento de un disco, me comuniqué en segundos con mi casa en Bucaramanga y salí a la mitad del parque, la señal era muy mala y el costo peor y marqué mi celular y repetí la comunicación. Qué diferencia. Llamar a otros países era prohibitivo por los costos y mi hermano que se educó y ha vivido en el coloso norteamericano, cuando era estudiante secomunicaba por cartas que llegaban ocho días después a mi madre, obteniendo respuesta a sus inquietudes, en otros ocho días, para un total de 16 que se gastaban mientras mi mamá le contestaba y llegaba a él la correspondencia. Lo más moderno era enviar casetes grabados y así dedicábamos horas escuchando sus palabras. Siendo ya profesional, y trabajando en el

mismo país, hacía una llamadatelefónica semanal a mi madre y cada uno de los dos procuraba hablar teniendo en la mano un resumen de lo que iba a decir, para evitar el alto costo de la comunicación. Aunque anteriormente debió haber algún radio en mi casa, el primero que conocí fue cuando subió al poder Gustavo Rojas Pinilla, en 1953, pues mi tía Trina salió corriendo a comprar uno para oír las noticias porque salir de la casa en esosdías podría ser peligroso. Y curiosamente la misma tía en 1957 llevó el primer televisor que compró en Bogotá, pero, como no había señal en Bucaramanga, se prendía y venían los vecinos y se sentaban horas a escuchar de vez en cuando alguna palabra y alguna señal fantasma que le llegaba. De esa manera, mi hija en 1975 ya nació con televisor en blanco y negro a sus pies, mi segundo hijo, en 1981...
tracking img