Mi revolucion mexicana i

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1263 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Quiénes Somos
Regístrate
Mapa del Sitio
Contáctanos
análitica como página de inicio Miércoles, 01 de diciembre de 2010

agregar a favoritos ayuda
Home Noticias Opinión Multimedia Interactivo Bitblioteca Servicios
Política Economía Internacionales Global y Social Medicina y Salud Medio Ambiente Arte Entretenimiento Zona Empresarial Especiales Nacionales Internacionales DeportesEditorial Nuestros Columnistas Videos Audios Galerías YouTube Foros Opinan los Lectores Encuesta Twitter Facebook Horóscopo Clima Noti-Tips Tiempo Libre Efemérides Juegos Guía Gastronómica

Foros
Denos su testimonio sobre las recientes lluvias
¿Cómo contribuye Ud. a preservar el medio ambiente?
¿Le alcanza el dinero para cubrir sus necesidades básicas?
Opine sobre la paliza del Barsa alReal Madrid

Sección: Arte y Cultura

ENVIAR A UN AMIGO | ENVIAR AL DIRECTOR | ENVIAR AL EDITOR

Compartir

Mi revolución mexicana
Edmundo Font

Domingo, 21 de noviembre de 2010



EL CORONEL CONRADO LOPEZ DE LA EXPOSICION
LOS AVATARES DE VILLA DE FONT

“…¡Qué lástima que yo no tenga una casa!/ Una casa solariega y blasonada,/ una casa en que guardara,/ a más de otrascosas raras,/ un sillón viejo de cuero, una mesa apolillada/ y el retrato de un mi abuelo que ganara/ una batalla./ ¡Qué lástima/ que yo no tenga un abuelo que ganara/ una batalla,/ retratado con una mano cruzada/ en el pecho, y la otra en el puño de la espada!/ Y, ¡qué lástima/ que yo no tenga siquiera una espada!/ Porque..., ¿Qué voy a cantar si no tengo ni una patria,/ ni una tierraprovinciana,/ ni una casa solariega y blasonada, ni el retrato de un mi abuelo que ganara una batalla,/ ni un sillón viejo de cuero, ni una mesa, ni una espada?/ ¡Qué voy a cantar si soy un paria/ que apenas tiene una casa…” León Felipe

No me apropio de nada, tan solo aprovecho la fuerza de la efeméride –los cien años del inicio de nuestra revolución- para traducir, en lo que me toca del inconscientecolectivo mexicano, un evento que marcó mi vida desde que pude discernir las cosas que llamaban “Historia” en la escuela primaria y la historia con minúscula que podía darme el lujo de tocar con la mano cuando abrazaba a mi abuelo, el coronel de extracción villista Conrado López Castillo, hombre de ariscas y contadas ternuras, quien me veía desde la distancia de su ancianidad con ojos benevolentesque no podían explicarle mucho a un chiquillo impertinente: abuelito, ¿a cuántos enemigos mataste? Y Saz, en vez de una sonora bofetada, algo peor, una frase descompuesta, a medio decir una injuria que claramente significaba: niñito, no seas pendejo, eso no se pregunta. No hagan mucho caso a lo que digo ahora. Tal vez acomodo la memoria para volverla familiarmente incorrecta. Si bien don Conrado eramuy mal hablado, también conocía la oportunidad de la blasfemia, y probablemente me miró tan feo que coloqué en sus labios una sentencia que desaprobaba mi despropósito inquisitivo, sin que registrara mayor importancia.

El hecho es que yo al contrario del dicho de un estupendo poema de León Felipe sí tenía un abuelo que ganara una batalla retratado con una mano en el pecho y la otra en el puñode una espada –aunque ésta, que acaricié largamente heredar algún día, la sustrajo el primo pepe para venderla desaprensivamente-. Ya habrán podido leer ese largo epígrafe del texto del gran León que en mi adolescencia me tradujo ese sentido de trascendencia y de andar por casa perteneciendo a un clan de familia que había sufrido en carne propia el proceso revolucionario, con todo lo queconlleva toda fase rebelde, de doloroso y de caótico.

Entre los míos -de parte materna- la cosa se complicaba, porque ese mismo coronel se había levantado en armas contra la estirpe de su mujer. Mi abuela era a su vez nieta del general Juan Gójon, hombre fuerte de Porfirio Díaz, quien lo puso y lo quitó varias veces del gobierno de Tamaulipas. Eso está consignado en los anales del estado.

Lo...
tracking img