Mirar a un demonio que se quema de ganas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (712 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mirar a un demonio que se quema de ganas

¿Alguna vez has pensado en lo que trama un hombre mientras fuma?

Tal vez sea un ladrón de sueños, que planea robar los tuyos mientras duermes en aquellabanca del parque. Quizá se trate de un ajedrecista perfeccionando un jaque mate a tus sentimientos.

Por qué no, a lo mejor es un terrorista que analiza el mejor plan para sabotear tus emociones,quizá es aquel revolucionario e inovador que desea que experimentes aquellas sensasiones que nunca habías imaginado existieran.

No descartes mujer, que es un amante hábil, que desea morderte consuavidad los muslos o enloquecerte con una lengua que sabe a ron y deja rastros de pasión.

O puede ser otro tonto esperando que se paren las manecillas de su reloj para echarse a andar. Y qué tal sies tu ángel de la guarda disfrazado de burócrata o de vendedor de seguros, intentando pasar desapercibido para observarte con detenimiento en tu día común.

Y si fuera aquel que en el humo vereflejadas las notas de aquella melodía que le ronda las ideas cada mañana y le atormenta con recuerdos de amores moribundos.

Puede que sea aquel poeta o filósofo de calles extraviadas intentandoremediar los males del mundo con aquella idea que contagie a la humanidad de aquellos sentimeintos olvidados desde hace décadas.

Chance y eres tú, que te escapaste de ti mismo, pero aún no te has dadocuenta. Hasta puede ser el diablo que se quema de ganas de ti al mismo tiempo que observa las fluctuaciones de la bolsa de valores por si tu alma entra a remate o al menos resulta devaluada.

¿Enverdad nunca te has puesto a pensar que hay hombres que fuman como quien besa a una mujer ávida de caricias tibias? U otros que agotan los cigarrillos como quien persigue a la muerte. Ni qué decir deaquellos que se sientan en la barra de los bares y lanzan volutas de humo ennegrecido por pensamientos obscenos, de las bestias de su lujuria contenida.

Claro que no es fácil mirar a un tipo de ojos...
tracking img