Mirra, la china poblana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (491 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mirra, la leyenda de la China Poblana
Mujer citadina del siglo XIX, que desempeñaba labores de servicio en casas y cocinas, como las moleneras, las tortilleras, las vendedoras de aguas frescas, seataviaban coquetamente con una falda de color, a veces con un zagalejo blanco en la parte superior, blusa blanca muy escotada y rebozo. Vestimenta parecida a algunas castas del siglo XVIII, sobre todolas mulatas.
La palabra "china"  tiene muchas aceptaciones en el español de México. En lungua quechua "china" significa "sirvienta de origen mestizo", palabra que llego de algún modo a México;también se le dice "chinita" a las indígenas, como diminutivo afectuoso. 
Corria le año de 1621 en la muy leal y muy noble de la ciudad de mexico. El virrey Diego Carrido de Mendoza y Pimentel, Marqués degeves deseaba una mujer oriental para su servicio. Fue así un mercader que viajaba entre filipinas y Acapulco presento al gobernante una adolescente originaria de la india.
La joven de noble origen,cuyo nombre era Mirra, provenía del gran imperio Mongol. Luego de ser raptada por corsarios de origen portugués, llego a una misión de padres jesuitas quienes la educaron y convirtieron a la nueva fe.Grandes peripecias sellarían su destino hasta ser vendida como esclava en la Puebla de los Angeles al capitan Miguel de Souza y a su consorte, Doña Margarita de Chávez.
La pareja trato con gentilezaa la joven quien aprendió la legua castellana y el modo de vida de la patria adoptiva. Su peculiar atuendo, con bordados de gran refinamiento y colorido, al cual agregaba un manto muy similar al queutilizaban las mujeres de la India, pronto llamaron la atención de los habitantes de la ciudad empezaron a llamarla china poblana. El mote tenia relación con una de las tantas castas o grupos socialesque conformaban el virreinato “el chino”, mas que con los naturales de aquella tierra oriental.
Bautizada con el nombre cristiano Catarina de San Juan. Llevo una vida ascética y de profunda...
tracking img