Mis maestros y el recuento de los daños: un asunto para reflexionar.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (873 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MIS MAESTROS Y EL RECUENTO DE LOS DAÑOS: UN ASUNTO PARA REFLEXIONAR.

PROPÓSITO DE LA ACTIVIDAD: ANALIZAR EN COLECTIVO AQUELLOS MOMENTOS DESAGRADABLES QUE VIVIMOS COMO ALUMNOS EN LAS AULAS DECLASES CON ALGUNOS MAESTROS.

Recordar la imagen adusta y fatigada de mis maestros es volver a vivir aquellos bonitos y malos recuerdos acontecidos en la escuela, cuando sin tantas técnicas de enseñanzaellos se posicionaban del estrado para transmitirnos sus conocimientos. Tal vez era más la emoción o la vocación de enseñar que el respeto por nuestra naturaleza de niños; nuestros derechos, nuestraslimitaciones tal vez, y la falta de entendimiento de muchas cosas que teníamos que aprender sin entender.
Mi educación primaria se pudo haber convertido en la peor catarsis por la clara división quehabía entre el alumno y el maestro, que por más que me esforzaba por “caerles bien”, siempre veía en ellos seres encerrados en su egoísmo y falta de tacto pedagógico; sólo les interesaba que repitieraen voz alta lo que me habían enseñado aunque para mí nada de eso tuviera sentido.
Los golpes, majaderías y otros peores tratos estaban al mejor postor, así fuera la mínima intención de desorden o lafalta cometida en la tarea, que tenía que hacerse aunque no entendiéramos con claridad las indicaciones del profe. Era común ver a mis compañeros haciendo sentadillas en el aula, o parados en lasesquinas o haciendo copias larguísimas de las lecciones más abrumadoras o si les iba peor, recibían golpes en la espalda con sus mismas libretas o azotes en las pantorrillas con varas de tecomate, unárbol de la región.
La violencia en las aulas era algo “normal”; no había apoyo de nuestros padres, al contrario, si ellos recibían alguna queja de nuestro mal comportamiento también nos maltrataban.Crecimos siendo pequeños adultos, sin niñez, sin infancia, sin ternura, sin confianza… en fin, eran más nuestros compromisos, respeto a la regla y acato a la autoridad que lo que por naturaleza nos...
tracking img