Monologo quiero ser ecologista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1030 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Como todas las personas con más dos dedos de frente, yo quiero ser ecologista. Porque yo amo mi planeta y el mundo que me rodea, ósea y tarde o temprano, todos tendremos que ser ecologistas. Para ser ecologista hay que cambiar muchos hábitos: por ejemplo, lo de las papeleras. ¿Qué es una papelera? Y todos ustedes dirán: pues un recipiente de plástico o metal que encontramos en los parques y loslugares públicos para echar los papeles. Pues no guey Eso era antes; ahora, las papeleras son para echar cualquier cosa menos papeles. El cartón y el papel hay que dejarlo en un contenedor para eso, para papel.

Yo llego a casa con todos los papeles del buzón y los pongo en una caja aparte de la basura donde están los periódicos, suplementos, revistas y los envases de los alimentos. Soy tankiskyosa que a los sobres que vienen con una ventanilla de plástico les quito con cuidado ese plastiquito y la tiro a la basura y reciclo el resto del sobre.

Eso es lo malo, que uno se vuelve un poco enfermiza y empieza a hacer cosas raras: si se me pega un huevo en su envase de cartón ¿qué hago?, cojo las tijeras, recorto el trozo de cartón que tiene el huevo pegado y lo tiro a la basura, parapoder tirar el resto de la huevera al cartón. Y tengo otra costumbre curiosa: cuando voy al cine, la entrada suele ser pequeñita, hay cines que parece que te dan los tiques hechos de los cartones de leche de hace años: un papel feo con unos números que no sirven para nada. Ese papel es una tontería osea te sientes un poco engañado porque, con lo caro que es el cine, que te den ese papelito... Peroademás, es gracioso, porque, al entrar, te lo cortan por la mitad y te dan tu trocito, ya si es un insulto Pues yo, cojo el papelito, lo guardo bien en un bolsillo, con cuidadito para que no se me caiga al sacar las llaves y lo llevo a casa, a la cajita del cartón para el contenedor. Supongo que con diez millones de papelitos como ese, una vez reciclados habrá para hacer unas cuantas hojas deperiódico.

Pero para ser ecologista no basta con reciclar el cartón y el papel, están también las botellas, los frascos, los frasquitos esos de medicina y del yogur: todo lo que sea de cristal. Yo les quito las etiquetas, lo limpio por dentro y por fuera, les quito los precintos a las botellas y lo llevo al contenedor. Casi siempre están llenos, el de vidrio y el de cartón, pero yo como soyecologista pero no estúpida, dejo todas las bolsas cerca sin que me vean los vecinos y salgo pitando. Fui fui fui jiNo me hace mucha gracia, que un día que me puedo librar de los puñeteros residuos, que me los tenga que llevar de nuevo a casa porque los contenedores están llenos ¡faltaría más mi amoch
Pero esto es sólo el principio: un buen ecologista no se conforma con eliminar bien sus residuos,también se preocupa de su alimentación. Yo decidí comer sano y me compré un libro de Alimentación sana, pero más que sobre comida sana era sobre castigos corporales: decía que lo más sano era comer sólo fruta, cereales y verdura... Y no digo que no tenga su parte de razón, pero a mí las morcillas que prepara mi madre, el chicharon de san Víctor moca ese cerdo horneado, incluso unas tripitas conjosiquito y uno friticos de 5 días grasientos comidas con un buen grupo de amigos y par de frías en la fritura de la esquina ... Que no, ¡que hay que estar loco para vivir sólo con verdurillas!

Luego dije: voy a ser carnívora, no mas na , pero voy a comprarme cosas ecológicas más sanas y que respeten más el medio ambiente, que no utilicen pesticidas y eso y dije, las patatitas, la harina,la leche, las manzanas a partir de ahora las compro ecológicas. Hay tantos productos: incluso la pasta puede ser ecológica: son una auténtica pasada. Saben exactamente igual, pero eso de comer algo que se ha hecho de otra manera, te tranquiliza. Eso sí aquel mes –que adelgacé ocho kilos- me puse a hacer cuentas y dije: amiguis, este mes hemos gastado cinco veces más de lo normal en comida. Y eso...
tracking img