Morir trabajando

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1145 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
http://www.jornada.unam.mx/2010/09/07/index.php?section=sociedad&article=036n1soc

TRABAJAR A MORIR O MORIR TRABAJANDO…

Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Martes 7 de septiembre de 2010, p. 36

“Mi casa es azul” es una frase muy sencilla de entender. Más aún si quien la lee es una intérprete que domina el inglés y el francés. Fue precisamente ello lo que dijo a Yolanda que algoandaba mal. Un día ya no la pudo entender. Ni siquiera en español.
Entonces se dio cuenta de que el cuerpo le estaba pasando la factura: años de jornadas laborales de más de 12 horas; amaneceres trabajando cinco días a la semana; comer lo que fuera y cuando fuera; no hacer ningún ejercicio, y cancelar su vida personal por traducir una cuartilla más.
“Una vida de trabajo excesivo y sin rutinasni límites definidos –define la misma Yolanda– terminó en hipertiroidismo y esclerosis múltiple.” Es un ejemplo extremo de hasta dónde puede llevar a alguien el síndrome de desgaste ocupacional (SDO) o burnout, padecimiento que tienen o podrían tener miles de mexicanos y que muchos detectan cuando ya es demasiado tarde.
Una filosofía laboral perversa
Aunque no es un fenómeno nuevo –comenzó aidentificarse a mediados de la década de los 70 en Estados Unidos–, el burnout (que puede traducirse como estar “fundido” o “quemado”) es de estudio reciente en México.
Felipe Uribe Prado, especialista en temas laborales de la Facultad de Sicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha analizado las características de esa enfermedad en los últimos cuatro años, y descubrió que entre35 y 40 por ciento de la población acepta haber tenido síntomas, aunque el número podría ser mayor.
“El burnout es estrés acumulado que se presenta aun cuando el sujeto ya no está frente a un estímulo estresante y puede hacer que la gente se quede en la cama 12 horas en fin de semana, deprimida, o tenga infartos en domingo, en vacaciones o los lunes por la mañana, cuando el organismo trata deregresar al equilibrio perdido.”

Para hablar con rigor de SDO deben presentarse tres características: fatiga crónica causada por trabajar en exceso o por pensar todo el tiempo en el trabajo; despersonalización de la gente con que se convive (tratar con desprecio a compañeros, clientes, pacientes), y la insatisfacción de logro, sentimiento de frustración y desencanto hacia la empresa por sentirque ésta no les retribuye lo que merecen.
“La gente ya no lo nota porque se hace hábito cultural en las empresas, a tal punto que cuando una persona se va a su hora de salida lo ven mal, como burócrata. La filosofía laboral es muy perversa, y en esto las empresas mexicanas son particularmente terribles”, señala Uribe.
Aunque puedan parecer lo mismo y en ocasiones se mezclen, la diferencia entreel burnout y los llamados workaholics es que mientras éstos asumen la carga de trabajo voluntariamente y la transforman en vicio, los trabajadores “quemados” lo viven como imposición agobiante en la que nunca dejan de pensar.

Consumirse poco a poco
El caso de Yolanda fue una combinación de ambas. Comenzó con jornadas extenuantes “por gusto”, pero también por la dinámica de su trabajo, en la quese gana más mientras más páginas se traducen.
“Estaba obsesionada con el trabajo y con ganar dinero, aunque no sabía realmente para qué. Vivía estresada por la sobrecarga de trabajo, y angustiada cuando estaba haciendo algo distinto. Empecé a laborar de las 6 de la mañana a la medianoche, y si había mucho trabajo me quedaba hasta las 4, 6 o 10 del día siguiente”, comenta en entrevista con LaJornada.
Esta sobrecarga laboral, aunada a la falta de ejercicio y a una dieta desbalanceada, le causó sobrepeso, dolores físicos, sensación crónica de fatiga, caída de cabello, pérdida temporal de la visión en un ojo y falta de sensibilidad en las extremidades, además de depresión, ansiedad y problemas para hablar o entender ideas sencillas.
Finalmente, en 2008 –con sólo 33 años de edad– le fue...
tracking img