Movimientos libertarios de la paz y sucre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revolución en Chuquisaca
El territorio del Alto Perú, hoy parte integrante de Bolivia, estaba compuesto por cuatro provincias y dos gobiernos políticos militares. Una de las provincias (o intendencias) era la de Chuquisaca, en cuya capital — llamada también La Plata y hoy Sucre, — tenía su sede la Real Audiencia de Charcas.
La Intendencia de Chuquisaca contaba con los partidos de Yamparáez (16"doctrinas" incluidas las parroquias de San Lorenzo y San Sebastián, sitas en los terminos de la capital misma), Tomina (once pueblos), Pilaya y Paspaya (7 doctrinas), Oruro (4 pueblos), Paria (8) y Carangas (6).11
El Alto Perú perteneció al Virreinato del Perú hasta 1776, en que por cédula real de 8 de agosto fue agregado al de Buenos Aires. No obstante, por Ordenanza de 28 de enero de 1782,recibió una organizacion especial, que disponía la administracion de lo concerniente a gobierno, guerra y policía por sus intendentes, con acuerdo último del virrey.
Así como la importancia de Potosí radicaba en la riqueza de su cerro, la de Chuquisaca giraba alrededor de la Audiencia y la Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca, la cual — reputada en la época como unade las mejores del mundo — atraía estudiantes de los Virreinatos de Lima y Buenos Aires, por lo que la ciudad era llamada la "Atenas americana".
En esa época tenía una población de alrededor de entre 14.000 y 18.000 habitantes, de los cuales alrededor de 800 eran estudiantes, y 90 miembros graduados del Claustro.
Así, la actividad económica de la ciudad era sostenida por los sueldos de losoidores, empleados curiales y civiles, las costas de los procesos, la universidad, los asistentes a actos literarios y constitucionales, las rentas eclesiásticas,13 etc.
Desde hacía tiempo existían fuertes desavenencias entre el presidente de Charcas, Ramón García de León y Pizarro, y la Real Audiencia; y entre el arzobispo de Charcas Benito María Moxó y Francolí y el cabildo eclesiástico, producidasen buena medida por los celos y la ambición, que tomaban mayor envergadura por el estado de anarquía y desorden en que se hallaba España.
Unos y otros contendores invocaban el auxilio del pueblo para hacer triunfar sus miras: en uno de los pasquines que en 1808 circularon en Chuquisaca se pedía al pueblo el apoyo al clero oprimido, concluyéndose por exclamar "Viva! Viva la libertad!".
Comienzael conflicto
Las noticias llegaron también al Alto Perú y, en acuerdos del 18 y el 23 de septiembre, la Real Audiencia de Charcas se opuso al reconocimiento de la Junta de Sevilla y de Goyeneche como legítimo comisionado "habiendo otras juntas provinciales independientes de la de Sevilla".
Las noticias de su entrevista con Carlota de Brasil despertaron alarma en la población. A mediados delsiglo XVIII la provincia de Chiquitos, en los llanos al oriente de Chuquisaca, había sido alcanzada por las incursiones de bandeirantes brasileños, quienes habían secuestrado para esclavizar a la población aborígen, recuerdo que despertó suspicacias en la población de la ciudad.
El 24, el arzobispo de Charcas Benito María Moxó y Francolí mandó reconocer a la Junta de Sevilla y a su representante,Goyeneche, intimando al clero bajo pena de excomunión. El Real Acuerdo del 23 de septiembre trazó una línea entre los oidores por un lado y el Virrey, el Presidente Pizarro y el Arzobispo Moxó y Francolí, en torno a la aceptación de la Junta de Sevilla.
A principios de noviembre Goyeneche fue recibido pomposamente, pero la Audiencia se mantuvo en su posición, lo que también desafiaba la autoridaddel Virrey Liniers, que lo había aceptado. Goyeneche llegó a amenazar con hacer detener al regente, lo que motivó una manifestación pública. La presentación de los pliegos de la Infanta Carlota y el fallecimiento del oidor Antonio Boero — a resultas de las discusiones — empeoraron la situación: "La Junta de Sevilla fue reconocida no solo sin contradicción, pero aún con alegría, y en todo el...
tracking img