Mujeres en la cultura fencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1431 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Veamos lo que fué el pueblo fenicio y cual era la condición de la mujer en él: los fenicios, rama desgajada del tronco israelita, uno de los pueblos más civilizados de la antigüedad, que trajo la luz del progreso humano á varias partes de Europa; los fenicios, que fundaron á Tiro, Sidon, Tebas, Utica, Hipona, Marsella, Ampurias y otras ciudades en Beocia, África, Francia, España y otras naciones;que establecieron colonias y edificaron famosos templos, entre otros el de Cádiz, consagrado á Hércules, cuyas ruinas se han conservado hasta nuestra época; los fenicios, que inventaron las letras y la escritura, que aplicaron la astronomía á la navegación é inventaron las artes navales, y desarrollaron el comercio y muchas industrias, tenían en alto predicamento y debida consideración á lamujer.
Con efecto, entre los fenicios las mujeres gozaban de cierta igualdad, que á lo menos las elevaba el rango de compañeras de los hombres: ellas llevaban las cuentas, hacían las escrituras, redactaban muchos documentos mercantiles, trataban y contrataban, compraban y vendían, mientras que sus maridos se consagraban á las tareas que les eran propias, ó cruzaban en veleras naves las olas delMediterráneo en busca de las riquezas de otros países, so pretexto de comercio y de cambio.
Luego la mujer era allí libre, luego estaba instruida, Por ello era la verdadera compañera del hombre; por ello nos explicamos la avanzada y utilitaria civilización de aquel famoso pueblo de la antigüedad, que siendo pequeño en número, llevó á cabo grandes, colosales empresas. Queda así entendido querespetaban á sus mujeres, y que les dejaban gozar de cierta libertad.
Los fenicios, aquellos á quienes la humanidad debe acaso los más útiles inventos del saber humano, puesto que fueron los más esenciales y la clave para continuar otros y otros muy importantes; los fenicios, aquel pueblo navegante que inventó las letras y los números, que aplicó la astronomía á la navegación, que estableció el comercio yque llevó á cabo tan
grandes proezas y conquistas valiéndose más que de las armas, de la civilización, consideraba la mujer igual al hombre ó poco menos. Las fenicias llevaban la parte más delicada del comercio, puesto que á su cargo estaban las cuentas, la correspondencia, las transacciones distintas que el comercio exige, en tanto que sus maridos recorrían el mundo en busca de las riquezas.Admiremos á ese reducido pueblo que tan gran nombre ha dejado en la historia por sus
empresas, por las fundaciones de brillantes ciudades y colonias. El secreto de su gloria
consistió únicamente en la libertad y consideración que otorgaron á la mujer, la cual
en cambio les recompensó con su consejo, con su perspicacia, con su intuición, con su inteligencia y con su trabajo asiduo y diligente.La armonía de los dos sexos es la principal condición de la perfectibilidad humana: fuera
de esa armonía, aun los imperios más poderosos empiezan por debilitarse hasta caer y
desmoronarse por completo sin dejar más que malogradas ruinas.
Poco tenemos que decir aquí respecto de las mujeres fenicias. En primer lugar, la historia nos ha dejado pocos documentos relativos á nuestro objeto yconcernientes á esos dos pueblos. Sin embargo, acerca de los fenicios podemos deducir la excelente condición otorgada al sexo débil, cuando sabemos que se le concedían atribuciones que le realzaban al nivel del otro sexo.
Mientras los hombres se dedicaban al comercio y á las pacíficas conquistas que tanta preponderancia dieron á la antigua Fenicia, sus mujeres tenían todos los derechos del ciudadanolibre; podían comprar, tratar y contratar sin el concurso del hombre.
Al propio tiempo las mujeres de aquel pueblo eran las que llevaban los libros ó cuentas y la correspondencia en lo tocante á los negocios; de suerte que, en realidad, á ellas que se consagraban á la parte intelectual y directiva del comercio y de la industria, se debió el grande apogeo de aquel reducido pueblo, que á pesar de ser...
tracking img