Musica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3098 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
     

C APÍTULO  4 
   

La importancia del talento humano 
____________________         
Resumen 
  La  mayoría  de  las  empresas  e  instituciones  establece  una  mayor  disposición  hacia  lo  relacionado  con la producción o adquisición de equipo que en la capacitación del talento humano; generalmente  no  se  tiene  la  misma  prioridad  cuando  se  habla  de  producción y  cuando  se  habla  del  talento,  es  decir, de la inversión que se hace en éste; empresas y organizaciones deben tratar de invertir más en  desarrollar el talento de sus empleados que en la parte operativa, ya que su desarrollo es lo único  que permitirá  lograr un valor diferenciado en el mercado.  Las bibliotecas no son ajenas a esto, ya  que,  a  mayor  inversión  en  el  talento humano,  mejores  serán  los  productos    y  servicios  que    se  ofrecerán.     El talento humano con  experiencia en  área de la gestión de la información es limitado, por lo que  debe  mantenerse    actualizado  para  responder  con  profesionalismo  a  las  necesidades    de  información,  de  acuerdo  con  las  nuevas  condiciones  tecnológicas  y  el  entorno  cambiante  de  las organizaciones.     

Clara Orizaga  ∗  

¿Cuánto vale el talento humano? 
  ¿Cuánto merece ganar el talento humano?  A lo largo de nuestra vida, nos damos cuenta de cómo  las personas con talento son valoradas por empresas e instituciones; quién no ha escuchado decir:  “desde que determinada persona salió de la empresa todo  anda ‘pies arriba’”    El  talento  hace  la  diferencia  en  una época  en  que  establecerla  es  clave.    Un  gran  número  de  empresas está en una búsqueda constante de aquellos que tienen más visión, olfato, oído y tacto.   



Dirección de Desarrollo Bibliotecario. Universidad Autónoma de Nayarit. coriza@nayar.uan.mx.

Esta  lucha  está  haciendo  la  diferencia  igualmente  en  los  mercados  menos  esperados,  cualquier  empresa  sabe lo  difícil  que  es  tasar a  un  creativo;  cuántas  veces  acudimos a  un  restaurante  y  nos  encontramos  con  que  el  éxito  del  mismo  se  debe  al  Chef,  y  cuando  el  Chef  se  va,  mucha  de  la  clientela también; igualmente, cuando acudimos al salón de belleza o peluquería nos damos cuenta  de  que  los  buenos  estilistas  no  se  encuentran  fácilmente;  otro  ejemplo semejante  es  cuando  un  despacho jurídico sufre con la salida de su mejor abogado.  Las cosas, sin duda, están cambiando, y  son muy diferentes cuando el individuo tiene talento y hay mercado para el mismo; en el caso de  un peluquero, éste puede poner su propio negocio; un artesano carpintero puede  instalar su propia carpintería y mostrar su talento al realizar un determinado mueble.  Existen obras  que hablan por  sí mismas y que son producto del talento humano, como lo es el caso de una bailarina que puede  ser capaz de transmitir no solo emociones sino conocimiento: esto es su talento. Y para el caso de un  bibliotecario  con  talento,  si  bien  no  instala  una  nueva  biblioteca,  sí  se  va  a  otra,  y  ahí  instala  y desarrolla todo lo que aprendió,  además de lo que tenía en mente realizar mientras laboraba en el  otro espacio.  ¿Cuántas veces un bibliotecario en jefe se entera de que su ex‐colaborador, que recién  se fue, está desarrollando un determinado proyecto que antes  ellos mismos habían discutido como  viable?    La forma como las organizaciones resuelven este problema determina su destino y muchas veces su  desarrollo,  como  cuando  se  da  el  caso  de  un artista  con  talento  y  capacidad  para  llenar  un  escenario,  y  recibe  fastuosas  ganancias  por  una  presentación  o  por  realizar  una  película;  estos  dividendos no son un regalo de los empresarios hacia ellos, sólo es una forma de convertirlos por  esa presentación en socios de un negocio que no podría serlo sin ellos.  ¿Cuántas veces se tiene un ...
tracking img