Na biblioteca popular abierta a la construcción de un hombre libre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2493 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
36º FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

13º Congreso Internacional de Promoción de la Lectura y el Libro
Lema: La lectura, otra revolución

PENSAR UNA BIBLIOTECA POPULAR ABIERTA A LA CONSTRUCCIÓN DE UN HOMBRE LIBRE
Tipo de ponencia: A

Prof. López Berzero, Margarita Irene – Licenciada en letras
Vocal Titular: Asociación Biblioteca Popular Alberdi
margaritaberzero@hotmail.comPalabras clave: biblioteca, lectores, lectura, libertad

Introducción

Las puertas de una biblioteca son el símbolo de todo aquello que no se ve a simple vista, porque sólo ocurre en la intimidad de sus paredes y de las personas que acuden a ella.

Cuando las puertas de una biblioteca se cierran (tengamos presente que como institución se subordina a un régimen temporal de atención alpúblico) nace una nueva relación que se oculta a la mirada del transeúnte. Muchos libros ya no están en sus estantes, forman parte de esa finalidad innata de eternos errantes que los lleva a recorrer los domicilios más insólitos, más lejanos o simplemente más comunes. ¿Qué podría decir un libro cuando vuelve de su visita a un asociado? Un libro en préstamo es un ser vivo, lleva información, todoel potencial contenido en él y trae otra: la riqueza incorporada al lector ocasional quien según sus gustos o preferencias recomendará su lectura o blasfemará: “no vale la pena leerlo”, pero siempre, siempre, algo genera en la conciencia de su lector: aprobación o rechazo, riqueza o indiferencia.

Cuando esas puertas se abren, comienza a develarse un entramado de relaciones en el queparticipan todos los elementos que componen su mundo: bibliotecarios, libros, lectores, lectura. De la observación directa surge la comprobación de que hay dos tipos de acceso al libro. Una, verificable en “las grandes bibliotecas”, grandes en tamaño edilicio y cantidad de “ejemplares”, innumerables ficheros y una buena cantidad de computadoras para acceder al inventario de lo que se ofrece como“material de lectura”. Pero hay una ausencia: aquí el usuario se “sirve” solo, debe buscar el libro que necesita, anotarlo y solicitarlo por sus datos topográficos al bibliotecario que se lo acercará amablemente. Esto está bien para quien sabe lo que busca o es un lector asiduo.

En cambio en los barrios, las Bibliotecas Populares, ya no tan grandes, ni tan completas, ni tan informatizadas, cuentancon la personalísima atención de quienes aman la biblioteca y los libros, el bibliotecario. Pero debemos aclarar este punto, tengamos presente, que quien está al frente de una biblioteca popular no siempre es bibliotecario de profesión, tampoco es un empleado de alguna repartición gubernamental, ni recibe dinero en pago por su labor. Generalmente, forma parte de ese enorme voluntariado que dedicasu tiempo y su trabajo a lo que más ama: el libro y el acceso al libro, entonces recomienda, alienta y motiva a los buscadores de lecturas que llegan a la biblioteca, “nada reemplaza el saber sobre los libros que acumula y puede compartir quien los ha leído y amado” dice Mempo Giardinelli en Volver a leer (2006:191).

Los libros entran en diálogo, interactúan con los lectores, la bibliotecase vuelve mediadora. El libro está allí al alcance de la mano, se puede tocar, leer el lomo, retirarlo del estante, leer su título, su contratapa, las solapas, retener su información primordial y decidir cuál llevar.

Y entonces comienza un proceso maravilloso. Los libros se mueven, van, vienen, algunos se pierden porque socios desaprensivos no los devolverán –es dificilísimo rastrear un librono devuelto: el socio cambió de domicilio y no dejó rastros tras de sí, alguno se niega a abrir la puerta porque no quiere devolver ese tesoro ahora robado, alguien emprendió el viaje final y sus familiares no encuentran el ejemplar reclamado.

La construcción de un lector libre

Pero veamos qué pasa cuando el lector encontró su libro
El lector lo abre y lee:
“Las pasiones humanas son...
tracking img