Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 151 (37502 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para Fernando Gómez Redondo

NOVELAS DE CABALLERÍAS1
Juan Manuel Cacho Blecua Universidad de Zaragoza

I. LOS LIBROS DE CABALLERÍAS EN LOS ORÍGENES DE LA NOVELA2
A comienzo del siglo XX, Marcelino Menéndez Pelayo señalaba la profunda renovación que había sufrido la historia literaria, «una creación del siglo XIX» que contaba con «muy calificados precedentes» (Estudios, I: 79)3. Él mismohabía pergeñado las principales directrices de estos cambios, que me servirán de guía para mi exposición, seleccionando, interpretando y ampliando algunos de sus datos. En el ámbito español las modificaciones

1

Este trabajo se inscribe en el proyecto del Ministerio de Educación y Ciencia, HUM200607858, y para su realización me han facilitado diversas referencias bibliográficas Leonardo Romero,José Carlos Mainer, Mª. Carmen Marín y Ana Bueno, a quienes agradezco su generosidad. 2 Apenas hay bibliografía específica sobre Menéndez Pelayo y los libros de caballerías (Mérida, 2006:153-159), pero cada vez son más abundantes los trabajos independientes sobre ambos temas, por lo que en mi exposición me limitaré a citar estudios ya históricos o las últimas referencias que conozco. Para elpolígrafo montañés, véase la bibliografía recogida en Menéndez Pelayo (2001). Como toda la prosa medieval, la literatura caballeresca ha sido abordada en su conjunto en los tres excelentes volúmenes hasta ahora publicados de Gómez Redondo (1998-2002), con muy buena información; cada

134

JUAN MANUEL CACHO BLECUA

habían sido más acusadas a partir de la década de los cuarenta, tras la aprobaciónel 17 de septiembre de 1845 de un plan general de estudios (conocido como plan Pidal), que trataba de secularizar, centralizar, uniformar y profesionalizar la enseñanza, incluida la universitaria. Entre otros objetivos, según reza la legislación, pretendía «dar de nuevo a las humanidades toda la importancia que habían perdido» (Junoy, dir., 1979: 194). Se ampliaba la segunda enseñanza hasta elpunto de convertirla en una verdadera carrera especial que conservaba el nombre de Filosofía, y si bien no pertenecía a las Facultades Mayores, se le concedían idénticos grados4. Los alumnos de Letras debían cursar la asignatura de «Literatura general y, en particular, la española», mientras que en el doctorado se estudiaba específicamente «Literatura española». No se debe al azar que Gil de Zárate,el artífice de esta reforma, redactara el primer manual de historia de la literatura española (1844) escrito por un compatriota (Ramos Corrada, 2000), ni tampoco que mantuviera con él unos estrechos vínculos Amador de los Ríos (Martín Abad, 1992), quien le había dedicado sus Estudios históricos, políticos y literarios sobre los judíos de España (1848). La legislación supuso también una renovaciónadministrativa: Filosofía adquiría un rango superior, lo que implicaba la creación o asimilación de cátedras universitarias de literatura española. En el escalafón de antigüedad del 1 de enero 1849 (Madrid, La Publicidad a cargo de M. Rivadeneyra, 1849), figuran como titulares de la materia los

3

4

uno de sus epígrafes supone un auténtico trabajo monográfico personal. Para los libros decaballerías castellanos del siglo XVI resulta imprescindible el libro de Eisenberg y Marín (2000). En la útil Antología coordinada por Lucía (2001) diversos especialistas hemos seleccionado fragmentos de los textos castellanos conocidos. Gracias a la labor continuada del Centro de Estudios Cervantinos (Alcalá de Henares), en colecciones dirigidas por C. Alvar y J. M. Lucía, ahora disponemos denumerosas guías de lecturas y más de veinte textos caballerescos (Colección Rocinante). Para una actualización bibliográfica del conjunto, medieval y de los siglos áureos, remito a nuestra base de datos Amadís, que coordino desde Zaragoza, inserta en ; las referencias bibliográficas van acompañadas de sus correspondientes resúmenes, realizados por un excelente equipo de trabajo. Para simplificar y...
tracking img