Nahui ollin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1095 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fecundemos el infinito en una noche de amor

Esperanza Toral
“Nada grande se ha hecho sin pasión…” Hegel

Ella, de los pies al cabello trasquilado, fue sólo delirio. Ella murió demasiado tarde, en 1978, desierta, triste, sin culto y rodeada de gatos. Murió como mueren las mujeres adelantadas a su tiempo: sin aferrarse a la vida, en silencio, porque lo han vivido todo. Dicen que ella se fuevolviendo loca, que sufría ataques de furia contra sus amantes. Dicen que en España tuvo un hijo: lo asfixió, dicen, al descubrir que su marido era homosexual. Algunos cuentan que llegó a México en 1921 atraída por la barbarie revolucionaria, la que tanto inspiró a artistas e intelectuales. Ella vino a divorciarse y a sacudir las buenas costumbres de la época. Ella tan libre, tan estimulante,surgió como la mujer mítica de la cultura posrevolucionaria. Ella vino a apasionarse. Ella vino a enloquecer porque brotó del mar y se hizo fuego. Ella se enamoró de sí misma, del corazón de su boca y de su cuerpo desnudo, color de luna frente a la cámara de Antonio Garduño. Enajenada de la flama verde de sus ojos, que ardió de desconsuelo y desesperación la lente de Edward Weston. Ella, frente a susfotografías y autorretratos, se asumió bella y sensual, y sin reparos así enfrentó la vida: “Tus sentimientos de esteta los arrastró la belleza de mi cuerpo, el esplendor de

mis ojos, la cadencia de mi ritmo al andar, el oro de mi cabellera, la furia de mi sexo, y ninguna otra belleza podrá alejarte de mí”. Ella desnuda bajo la noche, escribió detrás de una de sus más famosas fotografías: “Amor,amor eterno, moja los ojos de tu amada con el semen de tu vida para que se sequen de pasión, que no ha de ser más que tuya.” Sí, ella sabía que la pasión no comienza en la carne, sino en la flama que danza en la mirada. Sí, ella comprendía que el erotismo cuando llega a la carne, el cuerpo se transforma en poema. Por eso fue la musa de la poesía erótica para el mural “La Creación” de DiegoRivera. El pintor Gerardo Murillo se enamoró de ella: “Entre el vaivén de la multitud que llenaba los salones se abrió ante mí un abismo verde como el mar, profundo como el mar: los ojos de una mujer. Yo caí en ese abismo, instantáneamente, como el hombre que resbala de una alta roca y se precipita en el océano… Fulguró entre la multitud como una antorcha y mi espíritu se quemó en su llama como uninsecto”. Ella era libre: la virgen perversa que libró la batalla por la autonomía. Ella nunca fue mujer de sexo débil. En la azotea del ex convento de La Merced, ella se bañaba desnuda bajo la lluvia o se sumergía en el agua tibia de los tinacos. Ella, la más erótica de su época, escribió en 1922: “Perfora con tu falo mi carne ―perfora mis entrañas―, desbarata todo mi ser, bebe toda mi sangre y con laúltima gota que me quede yo escribiré esta palabra: te amo, y cuando esa sangre se haya secado, gritaré: te amo”. Ella desayunaba con José Vasconcelos. Ella cenó con Xavier Villaurrutia. Ella y sus amantes. Ella y las noches bohemias compartidas con Tina Modotti, Antonieta Rivas Mercado, Frida Kahlo, David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera y José Clemente Orozco. Ella, poseída por su belleza, seenamoró del agua que reflejaba su rostro: “Pero a veces siento como si yo fuera el átomo de una nebulosa y tú el universo que la contiene, y mi imaginación se

dilata hasta más allá de los límites del deseo, y de repente se contrae en mi sexo que a su vez se agranda como un abismo sideral”. Ella, de cuerpo entero, se sumergió en el agua, en las profundidades del deseo, de los placeres que inflamanel sexo. Sí, porque el Dr. Atl fue el principio generador de la vida de esta mujer, por eso ella nació dos veces; primero como Carmen Mondragón y después, bautizada con las aguas de lujuria del pintor, como Nahui Ollin. El agua y los eternos ciclos del universo se amaron como si fueran dioses. En ese abismo de pasión, ella creyó que el amor los conduciría a la eternidad: “Eres Dios ―ámame como...
tracking img