Namida (en japonés, lágrima)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1183 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Texto escrito por mi hace unos años. En él reflejo una leyenda, como lo haría la cultura japonesa.

Namida

En un pueblo de Japón, situado en Fukushima ubicada en la región de Tohoku en la isla Honshu, se cuenta la leyenda de un fantasma que recorría todo el pueblo con un profundo llanto. Sin embargo, ese llanto dejaba marca: las lágrimas se incrustraban a los muros, suelos, tejados...dejando una humedad sobrenatural.
La gente vivía atemorizada. Esa humedad se expandía, y si alcanzaba los muros de una casa, la gente que residía en ella se convertía en figuras de mármol.
Esa historia fue la que atrajo a Yujin Okina (en japonés, gran amigo), un chico de Noshiro, ciudad situada en Akita. Tenia los ojos rasgados y grandes, el pelo bastante largo, negro como el carbón y muy liso.Medía aproximadamente 1,80m y era de constitución delgada. Solo tenía 22 años, pero era muy curioso y esa historia le apasionaba.
Se ubicó cerca de una casa de la que ya se había apoderado la humedad. Llegó la noche, y pudo escuchar ese llanto. Era profundo y un tanto molesto, se dio cuenta que había una mezcla entre odio y tristeza. Era ella.
Pasaron días hasta poder saber su nombre, Shiroi Hana (enjaponés, Flor Blanca). También pudo saber que se murió muy joven, con apenas 19 años. Esa maldición de la humedad había empezado la noche de su muerte, el 19 de septiembre de 1860. Cada 19 de septiembre, la humedad llegaba a una casa y seguía un orden.
Llegó ese día, sabía que su casa iba a ser la siguiente. Y cuando llegó la medianoche, escuchó el llanto de Hana, cada vez más profundo y mástriste. Su corazón palpitó estrepitosamente. Ella llegó, él la sintió. Estaba justo detrás de su ventana, y esta a su vez estaba abierta. Las cortinas blancas bailaban bajo el viento y difuminaban el contorno de ella. Entró despacio, con sus largos cabellos tapandole el rostro. Sus lágrimas caían al suelo, no paraba de llorar. Pero él sintió pena, y dejó el miedo de lado. Tragando saliva le dijo quequería ayudarla, que había recorrido medio Japón para ello. Ella sabía que no era mentira. Subió la cabeza y sus cabellos destaparon su rostro. Era tan hermosa...
Era una chica bastante delgada, con los ojos menos rasgados que él pero igual de grandes, su tez era muy blanca. No era muy alta, y vestía un vestido largo con unas gotas de sangre en el pecho.
De repente ella le cogió de los hombros yle miró fijamente a los ojos. Sus ojos se abrieron más y más. Él pudo ver dentro de ellos la verdad, toda la verdad de ese llanto.
La pudo ver a ella, vestida con ese vestido sonriendo mirando un retrato, su marido. Él era un Samurái, llamado Yusha Ichiryu (en japonés, el mejor de todos los valientes), de pelo largo recogido con una coleta, y de una constitución muy fuerte. Ella estaba muyenamorada.
Ese día llegaba de una guerra que había acabado en victoria. Llegó la noche pero no regresaba, ella se estaba preocupando, las lágrimas le ahogaban. Hasta que llegaron las 11 y media justas, hora en que llegaron unos samuráis sosteniendo una cama de tela sugeta a dos palos. La posaron en el suelo, y ella se abalanzó, era su marido. Estaba muerto...
Ellos le dijeron que había practicado elrito del seppuku, que no se atrevió a luchar en esa guerra (el sepukku o hara-kiri (corte del vientre) era un suicidio ritual japonés de honor hecho con un destripamiento y una decapitación por parte de un amigo (kaishaku). En el caso de su marido, lo había practicado por cobardía en ir a la guerra. Préviamente a ejecutar seppuku se bebía sake y se componía un último poema de despedida llamadozeppitsu o yuigon, casi siempre sobre el dorso del tessen o abanico de guerra). Ella lloró y abrazó el cadáver de su marido.
Los samurais se rieron, cambiaron el nombre de su marido como burla: de Yusha Ichiryu (en japonés, el mejor de todos los valientes) a Kokku Ichiryu (en japonés, el mejor de todos los gallos). De ella también se burlaron al ver su vestido manchado de sangre, pasaron de...
tracking img