Neurociencias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1390 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Más cerebro en la educación
Antonio M. Battro y Daniel P. Cardinali
© La Nación
Neuro-educación
Si despertáramos al mejor médico muerto hace cien años ciertamente no podría
ejercer en absoluto su profesión, debido a su ignorancia de las bases fisiológicas y
terapéuticas de la medicina actual. En cambio, si hiciéramos lo mismo con el
mejor maestro del siglo pasado no sería difícil imaginarque daría una buena
lección de su especialidad en un buen colegio de nuestra ciudad. Este experimento
mental puede servir para abrirnos los ojos, sugiere que la educación no ha
cambiado esencialmente en 100 años. Es evidente que el conocimiento del
proceso humano de enseñanza y aprendizaje no es comparable al que hemos
alcanzado en medicina. El tema es un desafío para el futuro de laeducación.
Una prueba más contundente de este incomprensible desfasaje es la desconexión
de las neuro-ciencias con las ciencias de la educación. Basta leer el programa de
estudio de una facultad de educación para comprobar la magra participación de
las neuro-ciencias en la formación del docente o del educador. Esto sucede ,
lamentablemente, en todos los países, aun en los más adelantados. La distanciaenorme entre ambas disciplinas es una causa más, entre las muchas que ha
intervenido, en el evidente fracaso de la educación tradicional. Basta reflexionar
sobre las reglamentaciones arbitarias y ciertamente anti-biológicas que regulan
indiscriminadamente los tiempos de clase y vacaciones, la cantidad de materias
diarias o anuales, las comunicaciones entre alumnos y docentes y hasta lacapacitación laboral del joven y adulto.
El potencial cerebral (brain power) que ingresa cada año en el mundo de la
educación formal es prodigioso y esencial para la sociedad. Se supone que todo ser
humano educable tiene un cerebro, pero no lo tomamos suficientemente en
cuenta, no sabemos tratar a ese órgano superlativo como se lo merece desde el
punto de vista psico-biológico. Inversamente, sonmuy escasos los estudios en
neuro-ciencias que se ocupan de la educación del ser humano. Los mayores
esfuerzos científicos, hasta el momento, se han puesto en el aprendizaje de
conductas animales. Sin embargo, por una parte, el desarrollo de las neurociencias
cognitivas nos abren puertas hacia el nuevo mundo de la intimidad de
los procesos cerebrales. Por ejemplo hoy es posible obtenerimágenes cerebrales
durante algunas actividades mentales perfectamente controladas (1). Por otra, el
avance en la identificación de moléculas producidas por el cerebro normal en el
curso de su desarrollo nos permite analizar ciertas características de los circuitos y
redes neurales de aprendizajes. No parecería aventurado postular que, muy
pronto, se podrán incluso diferenciar funciones superiorestales como los
- 1 -
sistemas neuro-dinámicos subyacentes al aprendizaje del español de aquellos que
se ponen en marcha para aprender francés, o los que se activan con el
razonamiento matemático frente a los que regulan la composición musical. Aquí
la imaginación puede volar cuanto quiera pues los avances de las neuro-ciencias
son incomparablemente mayores que los de las ciencias de laeducación, que se
han quedado muy atrás.
La confusión que reina por doquier en la práctica docente cotidiana respecto de las
capacidades orgánicas del sistema nervioso en desarrollo, tiempos de aprendizaje,
maduración y asimilación, nuestra ignorancia sobre la intimidad del
procesamiento cortical de la información transmitida por las nuevas tecnologías
de comunicaciones y multimedios interactivoses un obstáculo serio para el
progreso del individuo y de la sociedad. Ha llegado el momento de poner un poco
más de cerebro en la educación... en muchos sentidos. Ello exigirá el aporte
integrado de muchas disciplinas, tarea que recién comienza, y a la que hemos
denominado neuro-educación.
El cerebro humano
Es ciertamente la máquina más maravillosa y compleja del universo. Cada día se...
tracking img