Ninis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los ninis, la nueva generación de excluidos
La falta de oportunidades educativas y laborales para niños y jóvenes es un viejo problema, hoy agravado por los llamados ninis y la falta de recursos y coordinación institucional para atenderlos.
* 2011-04-24 | Milenio Semanal
* Enviar Nota
* Imprimir

Según el Conapo, 37 por ciento de los jóvenes abandonan sus estudios a nivelbachillerato. Foto: Héctor Téllez
Los jóvenes en México son la tercera parte de la población del país: más de 30 millones de mexicanos entre los 12 y 29 años, de los cuales por lo menos cuatro millones ni estudian ni trabajan. El más cruel de los efectos de esta realidad social que los excluye es el suicidio. Los más afectados, entre los que se registra el mayor número de intentos de suicidio consumados,son quienes tienen entre 15 y 24 años de edad. “Es muy preocupante, ya que nos habla de la desesperanza en que viven los jóvenes hoy en día. De 1970 a 2007 los suicidios aumentaron en 270 por ciento en México, y el incremento más importante se dio entre los jóvenes”, dice Corina Benjet, investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría. “Hemos visto que las tasas de enfermedades sociales son máselevadas en la población joven actual en comparación con la de sus padres o abuelos. Hay mayor uso de sustancias, una mayor problemática emocional; además, más depresiones, y se presentan trastornos de ansiedad, impulsividad, hiperactividad y otros de conducta. Todos estos trastornos están relacionados generalmente con el suicidio”, añade.
-------------------------------------------------
PAÍSDE RECHAZADOS
Para los jóvenes de otra época, la escuela representaba la posibilidad de una vida mejor, el ascenso social y la realización personal. Hoy esto ha dejado de ser verdad. De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Juventud (ENJ), hecha por el Consejo Nacional de Población, 42 por ciento de los jóvenes mexicanos dejó de estudiar por la necesidad de trabajar; pero aun los jóvenesque van a la escuela y siguen adelante lo hacen a sabiendas de que quizá jamás puedan desarrollarse profesionalmente: médicos que pueden ser taxistas, filósofos convertidos en vendedores de seguros, ingenieros que terminarán de cajeros de banco. “Tenemos una situación que no se debe sólo a factores socioeconómicos sino también educativos. Desde una perspectiva económica, ahora hay muchas másposibilidades que antes de que los jóvenes estudien. Pero no se trata sólo de eso, sino de que la escuela les interese, de que se dediquen sólo a estudiar”, dice Aurora Loyo, del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Un dato: para 2010 sólo ocho por ciento de los más de 114 mil aspirantes a ingresar a la UNAM encontró un lugar en sus aulas. Deacuerdo con la ENJ, poco más de 21 por ciento de quienes dejaron de estudiar lo hicieron entre los 12 y los 14 años de edad, cuando cursaban la secundaria, mientras que 37 por ciento abandonó sus estudios en el bachillerato, entre los 15 y los 17 años.

Jóvenes en una pulquería del centro de la Ciudad de México. Foto: Sara Escobar
-------------------------------------------------
TANTO TRABAJO PARAENCONTRAR TRABAJO
El año pasado el número de jóvenes en busca de una oportunidad de empleo se disparó: de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de un millón de los desempleados en el país es menor de 30 años, además de que los trabajadores jóvenes son quienes ganan menos. De acuerdo con la ENJ, más de 80 por ciento de ellos percibe por cada jornada detrabajo sólo tres salarios mínimos diarios. Por otra parte, las condiciones laborales para la mayoría de ellos son precarias: 78 por ciento no cuenta con contrato ni prestaciones de ninguna índole, por ejemplo.
Sólo en ocho estados del país existen leyes que establecen de manera clara los derechos de los jóvenes, pero aun así se trata de letra muerta. Juan Martín Pérez, de la Red por los...
tracking img