Ninos zetas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3529 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
informacion
[pic]
[pic]
• Inicio
• Apuntes y crónicas
• Artes
• Literatura
• Pensamiento y reflexión
• Agenda
• 24 de junio de 2010
Principio del formulario
[pic][pic]
Final del formulario

[pic]
LOS NIÑOS ZETAS

Infantes jugando con balas de verdad

Por Daniela Rea [pic][pic][pic][pic]
Ahora los niños de los rincones más violentos del país, como laTierra Caliente michoacana, juegan a ser sicarios del narco y a ser orgullosos poseedores de AK47s.
[pic]
© Melina Amao Ceniceros/ El Sol de Tijuana
No fueron los cadáveres agujerados por balas, anónimos y amontonados en las frías planchas del forense por falta de espacio, lo que nos trajo a Michoacán, uno de los estados más violentos por los combates entre fuerzas policiacas ynarcotraficantes.
Tampoco fueron las cabezas humanas colgadas en las entradas de los poblados como un trofeo o clavadas en las cruces de la carretera para marcar un territorio o aventadas por montón en medio de una pista de baile de un bar como muestra de un mensaje de la “justicia divina”.
No llegamos a Michoacán persiguiendo las historias de tortura de policías, militares o narcotraficantes. No fuerontampoco los sembradíos de marihuana o amapola ni los narcolaboratorios de metanfetaminas levantados de la noche a la mañana en medio de un pastizal.
Era el año 2007 y llegamos al estado de Michoacán, específicamente a Apatzingán, atraídos por un juego de niños. Apatzingán es la entrada a la región conocida como Tierra Caliente por su clima cálido idóneo para la siembra de cítricos y que tambiénpareciera madurar prematuramente a sus mujeres, pero que últimamente hace honor a su título más por la violencia que ahí se vive. La llamada Guerra contra el Narcotráfico por el gobierno del presidente Felipe Calderón había derivado en un juego de niños tan inocente, como peligroso. Un juego en el que los adolescentes, en su sueño de ser sicarios, surcaban el poblado a bordo de camionetas último modelo,cerraban calles y disparaban a la gente con pistolas y balas de juguete.
Un juego que en menos de dos años ya no iba a ser sólo eso.
Cuando Felipe Calderón llegó a la presidencia en el 2006 recibió de su antecesor Vicente Fox —ambos, los primeros gobernantes de la derecha— un país en el que la violencia del crimen organizado comenzaba a resurgir en los discursos oficiales y los periódicos. Sehablaba de que los narcotraficantes se disputaban el país y en medio quedaban la sociedad, el Estado. Un escenario indeseable para cualquier gobernante, pero también perfecto para que Calderón justificara la presencia del Ejército en las calles, cuyo objetivo no reconocido oficialmente era usar la fuerza pública para legitimarse, luego de unas elecciones donde el ganador tuvo apenas 0.56 puntossobre el perdedor.
En ese año tres personas morían ejecutadas por día, en una guerra confusa donde los militares son enemigos de los policías y éstos de otros policías y de narcotraficantes que a su vez son enemigos de otra banda de narcotraficantes y éstos de los militares. Una guerra en donde la línea que divide a los enemigos es tan débil que parecieran ser un perro aturdido persiguiendo su propiacola, persiguiendo su cola, su cola.
[pic]
© Melina Amao Ceniceros/ El Sol de Tijuana
Para el segundo año de gobierno de Felipe Calderón la cifra de ejecuciones se duplicó. Las noticias de muertos se convirtieron en pan de todos los días y los estilos de asesinato se diversificaron para demostrar que el terror estaba aquí y por mucho tiempo: ejecutados con tiro de gracia, encobijados,entambados, decapitados, asfixiados… hasta desintegrados en ácido de los que quedaban sólo los dientes. Y en algunos estados como Michoacán, Sonora, Chihuahua o Baja California los muertos se daban a la vuelta de la esquina, a la salida de la escuela.
Así ocurrió a inicios de mayo de 2007. Los alumnos de una escuela secundaria de Apatzingán, el pueblo al que llegamos siguiendo un juego de niños,...
tracking img