Obra la viejecita de los gansos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1785 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cortinas cerradas.
Suena la música de fondo. Acabando la música de fondo, los guardias 1, 2, y 3, entran, uno de un lado y dos del otro, y ponen la lanza hacia el centro)
Guardia 1: Señoras y señores
Guardia 2: Niñas y niños
Guardia 3: Tenemos el honor de presentarles a……
Guardia 1, Guardia 2 y Guardia 3: (Al unísono y señalando con la mano hacia el frente) Enrique Alonso, Ca-chi- ru-loSuena la música característica.
Cachirulo: (Entra por atrás, les da un toquecito a los guardias en la cabeza, para que se den cuenta que entró por atrás)
Guardias: (Con sorpresa, bajan la mano y ven a Cachirulo)
Cachirulo: (Saluda a los guardias, de cada lado, con el pulgar en la nariz y moviendo los cuatro dedos)
Guardias: (Cruzan las lanzas al centro)
Se baja el volumen de la música defondo.
Cachirulo: (Poniendo las manos en el cinturón de su pantalón) ¡Qué tal, como están, ¿bien?, yo también muy bien y muy contento! Y ahora voy a presentarles un cuento muy bonito, de los hermanos Grimm, y se llama “La viejecita de los gansos”. A mi verdaderamente me gusta mucho, espero que a ustedes también les guste. ¿Quieren verlo? Bueno pues…….., dice así, “Erase que se era” (camina hacialas cortinas que se van abriendo).
Cambia la música de fondo.
Guardias: (Abren las cortinas)
Escenario del bosque, entre los árboles.
Cachirulo: Una viejecita que vivía en compañía de una criada muy fea, a la que quería como a una hija. Un día, mientras la viejecita se iba ella misma a segar la hierba y el heno, pasó por ahí un joven conde que se dirigía a ver al Rey……
Se escucha música ágilde fondo.
Conde: (Caminando entre los árboles, escucha una voz y se dirige hacia ella)
Viejecita: (En el otro extremo de donde aparece el conde, cansada, con un costal lleno de leña al hombro, y un bastón que no deja de golpe contra el suelo) ¡Que mala suerte tengo! Maldita sea, tener que cargar con este pesado fardo, y a mis años. ¡Maldita sea, maldita sea! (dando un más fuerte bastonazo)Conde: (Sonriéndose mientras se dirige a la viejecita) Buenos días viejecita.
Viejecita: (Con su bastón en el suelo y volteando a ver al conde con recelo y sorpresa) Un joven, y ¿qué haces tú en el bosque?
Conde: (Apuntando con el dedo al horizonte) Voy al palacio del rey. Mi padre es el viejo conde de Deux, dueño de estas tierras, estamos pobres, y me ha enviado a buscar fortuna a la corte.Viejecita: (Incrédula) Bueno, pues muy poco debes querer a tu padre.
Conde: ¿Qué dices?
Viejecita: (Enojada) Que muy poco debes querer a tu padre! Porque si él es anciano, deberías entenderme y ayudarme a cargar este saco.
Conde: (Rápidamente va a cagar el saco de la viejecita) Perdón, tienes razón, no había reparado en ello.
Viejecita: (Contenta) Graaacias, gracias joven. Y ahora, échatelo en laespalda, y llevátelo a mi casa.
Conde: (Dudando) Ahhhh ¿tu casa? Está bien, te ayudaré (Cargándose el saco con mucha dificultad)
Viejecita: Por Dios, no puedo creerlo, seguro que estos amiguitos lo podrían cargar mejor que tú.
Conde: (Avanzando hacia las cortinas) ¿Qué contiene? Ya no puedo más
Viejecita: (Pegándole con su bastón en las pompis) Flojo, y tan sinvergüenza, ¡holgazán! Mira nadamás, qué barbaridad.
Viejecita: (Todavía pegándole con su bastón) Vamos, vamos, debilucho, sinvergüenza, seguro que no desayunabas, aprende de estos niños, que ya desayunaron y son fuertotototes. (le bone el bastón en los pies para que se caiga).
Conde: (Tropieza y se cae al suelo) Ay
Viejecita: (Se ríe con risa contagiosa) Ja,ja, ja , ja ja
Conde: (Ya enojado de que la viejecita se ría de él) Nose ría usted ancianita.
Viejecita: (Como madre) Vamos, vamos, no me gusta que hables así, vamos, vamos, anda, de prisa sinvergüenza, además, espera, espera, mm, mm, estoy pensando que no es justo que tú vayas tan tranquilo, cuando yo estoy tan cansada, porque yo estoy muy cansada, así que anda, (subiéndose a la espalda del conde), anda, anda, vamos, cárgame. ¡cuidado, no me vayas a tirar!...
tracking img