Octogesima adveniens

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENCÍCLICA

OCTOGESIMA

ADVENIENS

PABLO VI

Octogesima adveniens

La Octogesima adveniens es una carta apostólica del Papa Pablo VI publicada con motivo del LXXX aniversario de la publicación de la encíclica Rerum Novarum el 14 de mayo de 1971. Trata igualmente de ampliar la Doctrina Social de la Iglesia. Fue dirigida al cardenal Mauricio Roy, en ese entonces, presidente del consejopara los seglares (hoy Pontificio Consejo para los laicos) y de la Pontificia Comisión Iustitia et Pax.

1.Introducción

En una extensa introducción, el Papa Pablo VI indica la intención de la carta que es continuar y ampliar las enseñanzas en materia de doctrina social dados por sus antecesores tras la Rerum Novarum. Reconoce la sensibilidad cada vez mayor en orden a la búsqueda de una mayorjusticia no solo en medio de las comunidades cristianas sino también del mundo entero. Enuncia también la principal causa de los problemas sociales: la desigualdad.

Sin embargo, recuerda el Papa que las situaciones de las diversas comunidades católicas son tan diferentes que no se pueden dar las mismas líneas de actuación en todas partes, sino que se ha de discernir en cada sitio qué es lo mejory actuar las exigencias evangélicas en cada contexto y ante cada problemática. Por ello, se propone iluminar los diversos problemas sociales que por su complejidad y amplitud son especialmente preocupantes.

Nos recuerda también, que ha pesar de encontrarnos en una sociedad con cambios tan profundos y rápidos como es la nuestra, la persona humana se pregunta por el sentido de su propio ser y desu supervivencia colectiva, y a que tiene la necesidad de esclarecer su futuro por medio de verdades permanentes, eternas, ajenas al cambio exterior de todo lo que le rodea.

2.Nuevos problemas sociales

En primer lugar, el Papa menciona el de la urbanización que implica el progresivo debilitamiento de las sociedades agrarias y el movimiento de gran cantidad de personas a las zonas urbanasprovocando concentraciones de personas que viven en situaciones de marginación, miseria, etc. Distingue además el crecimiento industrial (reflexionando sobre hasta qué punto el hombre podría dejarse esclavizar por los objetos que fabrica) y este hecho del aumento de población en las grandes metrópolis. La urbanización misma plantea nuevas clases de soledades y otros retos como el de la participación,los cinturones de miseria, las discriminaciones e indiferencias, delincuencia, drogadicción, etc. Pablo VI propone que en estas ciudades industrializadas y masificadas se vuelvan a crear centros sociales o culturales por comunidades donde se viva la fraternidad y se promueva la justicia.

En relación con la familia, el Papa concentra su atención en dos temas: los jóvenes y las mujeres. Losprimeros para intentar iluminar el papel que les corresponde en estas transformaciones y los conflictos generacionales que podrían producirse. Para las mujeres, Pablo VI espera que se promuevan legislaciones que eliminen la desigualdad y la discriminación. Sin embargo, aclara que no se trata de una igualdad que niegue las distinciones que Dios mismo ha puesto entre hombre y mujer sino de una igualdadque reconozca la independencia y derechos de participación en los diversos aspectos de la vida: política, social, cultural y económica.

A continuación el Papa trata de los trabajadores recordando que todas las personas tienen derecho a un trabajo que les permita desarrollarse, a percibir un sueldo justo y a recibir ayuda cuando se encuentre enfermo o haya llegado a la ancianidad. De lossindicatos se espera una defensa de tales derechos que no se deje instrumentalizar de otros motivos políticos o de avaricia.

La atención de Pablo VI pasa luego a las distintas situaciones de discriminación que existen en las sociedades contemporáneas: discriminación racial o al emigrado. Ante estas dificultades los cristianos han de recordar la fraternidad que une a todos los hombres.

El Papa...
tracking img