Origen de amores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (549 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Se sorprendia de la modernidad, del paso del tiempo y de la falta de asombro que reinaba en el mundo. Trataba de escapar a la inercia de la vida desde que abria los ojos, pero perdia tan a menudo queya se había acostumbrado a perder. Se aferraba a sus momentos felices como arma de guerra, y su entusiasmo alcanzaba un pico tan altamente incocebible en otras mentes que al toparse con un serhumano, sus sueños se hacían agua, sus ideas parecían irrealizables, su felicidad, un horizonte que se alejaba en cada paso.
Solia gambetear mejor a la rutina que a la nostalgia. Llevaba la melancolía enla sangre y cargaba con sus malditas frustaciones sobre la espalda. Las extrañaba en cuanto lograba desahacerse de ellas. Su molestia, no le impedia continuar con sus días, y al menos tenia un refugioseguro para sus angustias, y una excusa perfecta para sus depresiones.
Vagaba por mundos extraños, los creaba grandes e inversosimiles, apenas cerraba los ojos. Se asustaba con los que tenían algúnpunto de realidad y escapa a la oscuridad para no sentirlos tan cerca.
Tomaba el cuerpo de personajes idealizados frente al espejo, caminando por la calle o en el rincón de algún cuarto en penumbras.Imaginaba su mente en el cuerpo de grandes proceres nacionales. Que hubiera sido de este pais si hubiese participado de la creación de la Argentina, del dictado de nuestra primera constitución, deltrazado de Buenos Aires. Tambien divagaba por la situación internacional, cambiaba de fechas las guerras mundiales, los grandes estallidos, las crisis de la economía mundial. Poseia los cuerpos deHitler o Mussolini y planeaba destrucciones totales de aquellos países que hoy dominan la marioneta universal. Creia en el destino y en las almas bondadosas.
Le costaba soportar el mundo, pero habíaencontrado algunas salvaciones para sus días peores, antes de encontrarse del otro lado, con su enemiga eterna ganando la guerra.
Era tal su soledad por momentos que corria a prender el televisor, la...
tracking img