Otro Centenario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1230 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por Mario A. Tapia Celis Otro centenario: el de la consumación de la Independencia 1921

Corría el año de 1921. Obregón era presidente de una nación que mantenía sus problemas económicos y sociales. La revolución había dejado a su paso muerte, pobreza, hambre y descontento. Estados Unidos se resistía a otorgar el reconocimiento de gobierno al régimen de Obregón y el espinoso asunto petroleroera el tema central entre ambos países.
Ante un contexto tan incierto, el gobierno de Obregón decidió distraer la atención de la opinión pública conmemorando el Centenario de la Consumación de la Independencia mediante una serie de festejos, los cuales durarían todo el mes de septiembre. Los hombres que rodeaban al presidente se sorprendieron de su iniciativa. Uno de ellos fue José Vasconcelos,rector de la Universidad Nacional de México, quien en su obra El Desastre, comentó: “Nunca me expliqué cómo un hombre de juicio tan despejado como Obregón se dejó llevar a fiestecitas, como no sea por la circunstancia de que Pansi (Alberto J. Pani, ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno de Obregón) no dejó ver al principio todo el alcance de sus planes.” Así, Vasconcelos decidió noparticipar en la organización de este evento por considerarlo innecesario frente a los grandes problemas de la nación. Adolfo de la Huerta y Plutarco Elías Calles decidieron, en primera instancia, tampoco hacerlo; sin embargo, el hábil ministro de Relaciones Exteriores logró involucrarlos poco a poco.
Se creó así un Comité organizador encabezado por el mismo Pani, quien apoyado por personajes ilustres dela vida política mexicana como Emilio López Figueroa, Juan Bojórquez, Apolonio R. Guzmán, Carlos Argüelles y Martín L. Guzmán, comenzó los preparativos para el mes de la patria. El gobierno no dudó en proporcionar lo necesario para la realización de todos los eventos. Cada ministerio tuvo que aportar parte de su presupuesto para las fiestas del centenario.
Poco a poco se dio a conocer elprograma de actividades. Se prepararon desde conciertos de ópera hasta desfiles militares; las autoridades invitaron al pueblo a olvidar por un momento, por un mes, las carencias, los atrasos y las atrocidades de un México todavía renuente a una vida pacífica. Todo giraba alrededor de las fiestas del Centenario. El gobierno quiso aprovechar la distracción social para aumentar la recaudación y promulgó la‘Ley del Centenario’ claro antecedente del Impuesto sobre la Renta, que exigía pagos del 1 al 4 por ciento sobre los ingresos. Lo recaudado se aplicaría para hacer mejoras a los puertos y a adquirir barcos para la marina mercante nacional. Este impuesto sería cobrado únicamente durante el mes de septiembre. Lógicamente, la población en general y los empresarios en particular, se opusieron en unprincipio a efectuar dicho pago. Después de varias sesiones, se llegó a un acuerdo en el que los empresarios aceptaron el cobro de este impuesto, incluso llegando a estipularlo como necesario y como un ‘honor’ al poder contribuir para el gran festejo. El mismo Álvaro Obregón, se presentó el 7 de septiembre, a pagar su impuesto.
Al igual que en las fiestas de 1910, representantes de diversos paísesfueron invitados a la conmemoración. A su llegada, todos se presentaron ante Obregón y le expusieron su visión de México. El embajador de Chile, Enrique Bermúdez, ensalzó la vida independiente del país y de quienes lucharon por ella diciendo: “Los próceres que dieron su independencia a esta rica nación, soñaron, al sintetizar sus nobles y magníficos ideales, con una vida nacional como ésta, debienestar absoluto, de garantías y libertades lógicas y de elevados anhelos que son la base de los progresos humanos”.
Los representantes de los Estados Unidos llegaron en un momento en el que la relación con México resultaba tensa. Meses antes el buque Sacramento se paseaba amenazadoramente por los puertos mexicanos en busca de una solución a la apliación del artículo 27 de la Constitución en...
tracking img