Papaito piernas largas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (390 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Papaíto Piernas Largas

El primer miércoles de cada mes era un Día Perfectamente Horroroso, un día que se esperaba con miedo, se soportaba con valor, y se olvidaba apresuradamente. Todos los pisosdebían estar inmaculados, todas las sillas libres de polvo y todas las camas exentas de arrugas. Era necesario lavar, peinar y abotonar a noventa y siete huerfanitos, recordarles a cada uno de ellossus buenos modales y recomendarles que respondieran: "Sí, señor" y "No, señor", cuando hablara uno de los directores.

Era un día angustioso, y la pobre Jerusha Abbot, por ser la huérfana de mayoredad, debía soportar todo el peso del mismo, Pero aquel primer miércoles, tal como los que le precedieron, fue llegando lentamente a su fin. Jerusha escapó de la despensa, donde la tuvieron preparandosandwiches para los visitantes del orfanato, y se fue arriba a fin de cumplir con sus tareas de costumbre. Tenía a su cargo la sala F, donde once niños de cuatro a siete años ocupaban otros tantoscatrecitos colocados en hilera. Reunió a sus protegidos, arregló sus arrugados delantales, les limpió las narices y los hizo marchar en una fila bastante ordenada y bien dispuesta hacia el comedor, dondedurante media hora de tranquilidad se ocuparían de consumir sus raciones de pan, leche y budín de ciruelas.

Después dejóse caer sobre el asiento de la ventana y posó su palpitante sien contra elvidrio frío. Estaba de pie desde las cinco de la mañana, obedeciendo las órdenes de todos, siendo reñida y enviada de un lado a otro por la nerviosa administradora del establecimiento.

Entrebambalinas, la señora Lippett no mantenía siempre aquella serena y pomposa dignidad con la que enfrentaba a un grupo de directores y damas visitantes. Jerusha tendió la vista por sobre el amplio jardínescarchado y más allá de la alta valla de hierro que marcaba los límites del asilo, fijándola en las ondulantes lomas salpicadas de propiedades rurales y luego en los tejados de la aldea que se elevaban...
tracking img