Para comprender mejor que es un estado nacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 74 (18319 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
4. El ámbito funcional en geografía política. Del Estado a lo local

Desde 1897, en que Friedrich Ratzel publica la obra Politische Geographie (Geografía Política), como una «geografía de los estados, del comercio y de la guerra», la geografía pasa a disponer de una nueva rama, que tomará como centro de su interés al Estado y las relaciones espaciales de poder. Con diversa fortuna, lageografía política hará girar sus análisis en torno del Estado, es decir, tomará como eje de lo político la política del Estado. Tendremos que esperar al renacimiento de la geografía política, ya pasada la Segunda Guerra Mundial, a medida que se vayan superando los recelos provocados por la utilización y manipulación de las ideas ratzelianas por parte del nazismo alemán (donde destaca la controvertidafigura de Haushofer y la revista «Zeitschrift für Geopolitik»), para que lo político se abra hacia otras escalas y otros temas. Se irá asumiendo como campo de lo político en geografía todas aquellas relaciones sociales de dominio, control y gestión que adoptan una forma pública, con sus secuelas de conflicto, y en las cuales el espacio-territorio se halle presente como ámbito esencial de estasrelaciones. En este contexto que P. J. Taylor halla una buena justificación en la obra de I. Wallerstein para introducir su división de la geografía política a tres escalas: el sistemamundo, el Estado-nación y el ámbito de poder local (Taylor, 1982, 1984 y sobre todo 1985). Con anterioridad, y sin asumir una concepción interpretativa en esta división como la que ofrecen Wallerstein a Taylor, ya habíansido utilizadas estas tres mismas escalas clásicas en ciertas obra precedentes de geografía política, como pueden ser las de Johnston (1972, 1980), Bergman (1975), Muir (1975), Cox (1979) o Short (1982). En el planteamiento que seguiremos asumimos esta división, pero estableciendo un cambio en el orden de su presentación analítica y en ciertos aspectos de su concepción. Así, parece convenientetomar como punto de partida la escala estatal, como ámbito fundamental de la articulación política de la sociedad, y desde la que se proyectan sus efectos sobre las escalas de ámbito inferior, al tiempo que se articula en la de ámbito global internacional formando el sistema-mundo. Al tomar las relaciones de poder-gestión como base de la articulación política de la sociedad, se observa cómo loscentros de poder más consolidados y articulados en la actualidad se concentran en el Estado. Desde el Estado se domina y gestiona el territorio estatal, así como desde él se establecen los vínculos, alianzas o conflictos con los otros estados. Al mismo tiempo, toda la superficie terrestre es ocupada por la suma de todos los estados como unidades geopolíticas autónomas básicas. El Estado –cadaEstado- es, por tanto, una unidad básica con poder sobre el interior, y formalmente autónoma respecto al exterior. Puede aceptarse, siguiendo a Wallerstein, pero también por ejemplo a Palloix (1973), que el proceso progresivo de internacionalización comporta un alto grado de subordinación de lo estatal, de lo local, y también de lo empresarial, a las relaciones económicas internacionales. Pero ello noes contradictorio con aceptar que la unidad básica fundamental de gestión política se sitúa al nivel del Estado, como gestor de un territorio y de una sociedad, como gestor político de los intereses económicos estatales, y como interlocutor socio-territorial con el poder económico a escala mundial. Por su parte nos atreveríamos a decir que la escala local, en sentido estricto, no es autónoma,sino que es una forma de articulación de lo estatal.

Iniciar la vertiente territorial del análisis en geografía política por el Estado no debe considerarse una concesión a la geografía política clásica, sino reconocer que aquel énfasis primero no fue una elección arbitraria, aun cuando debemos asumir que las relaciones políticas no se agotan en él, sino que en su práctica se alarga en ambas...
tracking img