Partes internas de la cpu

EL NUEVO DELITO DE
CORRUPCIÓN DE MENORES |
 María Elena Torres Fernández
Becaria postdoctoral de Derecho Penal. Universidad de Granada |
SUMARIO:
1. Introducción.
2. El delito de corrupción de menores en el antiguo Código penal.
3. Los delitos contra la libertad sexual en el CP de 1995.
4. El delito de corrupción de menores del art. 189.3 de la Ley 11/1999.
5. Conclusiones.
1.INTRODUCCIÓN
    La reforma legislativa llevada a efecto por la L.O. 11/1999, de 30 de abril, de modificación de Título VIII del Libro II del Código penal supone un significativo cambio de los delitos contra la libertad sexual propiciado por la intención de subsanar los numerosos defectos que fueron advertidos y denunciados con prontitud y acierto por la doctrina penal, desde el momento mismo dela aprobación del todavía joven Código penal de 1995.
    Sobre las deficiencias aludidas en la regulación de los delitos sexuales en CP de 1995, las críticas enseguida se centraron en la desaparición del llamado delito de corrupción de menores, avivadas por la continuada información sobre ciertos casos de la vida judicial, así como la alarma levantada por la escasa pena asignada al delito deabusos sexuales cometidos con abuso de superioridad, tipicidad que servía, en algunos casos, para calificar supuestos que antes encontraban acomodo bajo el delito de corrupción de menores. Sobre este particular, Gimbernat Ordeig llamaba la atención ante la escasa protección dispensada a los menores frente a las conductas de abuso sexual de prevalimiento y castigadas con una pena de multa de seis adoce meses "que por su insignificancia, simplemente clama al cielo". En el comentario, suscitado al hilo de una sentencia que castigaba con tan ínfima pena a un padre que había abusado en reiteradas ocasiones de su hija de doce años, con tocamientos y besos en los órganos genitales, se lamentaba de la supresión del delito de corrupción de menores, como figura delictiva alternativa apta paraalbergar esa clase de conductas, lo que calificaba como una muestra más de "regulaciones técnica y politicocriminalmente defectuosas". Esa aparente laguna del Código pretendió cubrirse apresuradamente con la introducción, de nuevo, en el Texto punitivo del delito de corrupción de menores materializada en una proposición no de ley aprobada por unanimidad dirigiendo al Gobierno tal petición. No obstante,el mismo autor pone de manifiesto la sinrazón de tal proceder en lo que, a su juicio, constituía "una política legislativa de pon y quita, de quita y pon" (Gimbernat Ordeig, 1997, pp. 15 y 16).
    Así las cosas, la recuperación del delito de corrupción de menores parece justificarse en la insuficiente punición que proporciona a ciertas conductas la regulación insatisfactoria de los delitos deabusos sexuales sobre menores de edad, algunas de las cuales antes encontraban sede idónea en el delito de corrupción de menores, desaparecido de la redacción de CP de 1995. Ante este panorama el legislador penal ha optado por "reintroducir el delito de corrupción de menores o incapaces por considerar insuficientes las normas relativas a la prostitución, definiendo auténticamente ambos conceptos"como declara de forma expresa en la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica 11/1999.
    Esta reforma se enmarca dentro del contexto de una modificación de mayor calado de los delitos contra la libertad sexual, que afecta a la denominación del Título VIII del Libro segundo, pasando a llamarse "Delitos contra la libertad e indemnidad sexuales"; atendiendo así a las consideraciones de un sector dela doctrina, que entiende que en el caso de menores, incapaces o personas privadas de sentido y por tanto sin plenitud de capacidad para decidir libremente su comportamiento sexual, no cabe hablar de libertad sexual sino de intangibilidad o indemnidad sexual. (Carmona Salgado, 1981, pp. 40, 41 y 43; González Rus, 1982, pp. 280 y ss.). Con esta nueva Ley se altera la redacción y el régimen...
tracking img